El artista malagueño Sebastián Marchante ha presentado la restauración del manto procesional del siglo XIX de la Virgen de los Dolores de Antequera, tras el traspaso de los bordados a un terciopelo nuevo.

El templo conventual de Belén acogió el acto a mediodía de este sábado 20 de febrero, donde tras dar la bienvenida, se desveló el manto, oculto tras una tela provisional. Aplausos y admiración con la labor realizada por Marchante.

Era una aspiración de los Servitas que pudieron poner en marcha tras recibir una subvención municipal del Ayuntamiento por el que se ha facilitado recuperar y mantener el esplendor de este manto, bordado por los talleres de Antonia Palomo en el primer cuarto del siglo XIX.

Marchante, tras analizar el estado de conservación y saber que se seguiría utilizando para sus procesiones del Jueves Santo, propuso el traspaso a un terciopelo nuevo del mismo color, con el fin de poder garantizar su buena conservación y uso por lo menos durante una estimación de 200 años más.

Para ello, ha restaurado todas las piezas del bordado, reponiendo hilos perdidos y espejuelos, buscando materiales similares en varios países. Ha estado expuesto en el templo durante toda la jornada y se podrá ver en la exposición que prepara el Ayuntamiento ante un nuevo año sin procesiones, donde el palio de la Virgen irá en Santa María junto a otros.

En el acto, intervinieron además el hermano mayor de la Cofradía, Julián Martínez, así como el alcalde de la ciudad, Manuel Barón. Además, estuvieron el párroco de Santiago, Francisco Baquero; la presidenta de la Agrupación, Trinidad Calvo; así como la teniente de alcalde Elena Melero y la vicepresidenta de las cofradías, Visi Bracho.

 

 

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 27 de febrero de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).