En la noche del viernes 9 de octubre se hubieran trasladado las tres imágenes de la Cofradía de “Arriba” a Santa María, de cara a la misa por el 400 aniversario que iba a ser presidida por el obispo de Málaga, Jesús Catalá, para terminar con la procesión extraordinaria, pero la pandemia la ha aplazado.

 

La Comisión del 400 Aniversario quería culminar de esta manera sus cuatro siglos, pero ante las circunstancias sanitarias, se han visto obligados a aplazarla, quizá para el segundo semestre de 2021, si mejoran las condiciones del virus y se lo autorizan.

Este sábado se hubieran preparado los tres tronos como si fuera Viernes Santo, pero en el interior del templo de Santa María. La Virgen hubiera presidido el Altar Mayor como en su Coronación Canónica de 1988 y en su XXV Aniversario, pero contando con el Nazareno y la Cruz de Jerusalén a ambos lados.

El Obispo había confirmado presidir la misa conmemorativa, a cuyo término hubiera salido el cortejo procesional, pasando previsiblemente por el Arco de los Gigantes, Rastro, Viento, Zapateros, San Sebastián, Lucena, Madre de Dios, Cantareros, San Luis, Infante don Fernando, San Sebastián y las vegas por Zapateros, Viento y Caldereros para llegar al Portichuelo.

Mientras se han tenido que suspender muchos actos previstos, aunque se prevé que de aquí a final de año se pueda presentar un libro sobre los 400 años, a expensas de otras iniciativas que la pandemia pueda dejar. Y con el sueño que la procesión extraordinaria se pueda celebrar en 2021, una vez se supere la situación actual de crisis sanitaria. Habrá que esperar.

  

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 10 de octubre de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).