No fue una procesión en rogativa por las calles esta vez, se optó por lo que recomiendan las autoridades: culto interno con limitación de aforo y medidas de prevención. Peregrinar durante el día de devotos para rezar y ofrecerle flores, con multitud de centros de cofradías.

 

A las 20 horas comenzaba la solemne celebración religiosa por la Patrona Mariana, la Virgen de los Remedios, transmitida en exclusiva por El Sol de Antequera por sus redes sociales para las personas que no pudieron acudir o se encuentran en otras poblaciones.

El grupo Euterpe acompañó musicalmente la Eucaristía desde el coro alto, interpretando la misa Quarti Toni de Tomás Luis de Victoria. La procesión claustral partió de la sacristía, pasando por la nave lateral de la epístola y entrando por la central hasta el Altar Mayor, donde la Virgen de los Remedios presidía a los pies del camarín, vestida como en los cuadros antiguos de las epidemias del siglo XVIII, con brocado en plata, verde agua. 

Dos acólitos abrían paso al clero, presidido por el arcipreste Antonio Fernández; los salesianos: David Morales, Félix Martín y Francisco Alegría; y el trinitario Ángel García. En los bancos de la nave del Evangelio, por parte del Ayuntamiento: el alcalde Manuel Barón, la teniente de alcalde Elena Melero, y los concejales: Francisco Calderón, Gema González, Pilar Ruiz y José Manuel García Puche, el concejal más joven que no pudo rendir el Pendón. El Alcalde nos exponía que ante la situación sanitaria, sacrificaba el rito por prevención de movimientos y uso de un tejido. 

 

La Eucaristía y la petición del Remedio al COVID-19

Monición de entrada a cargo del esclavo mayor, Juan Manuel Díaz, así como intervenciones en lecturas y peticiones por parte de Jose María Alarcón y Carmen Conejo.En la homilía, el Arcipreste recordó la devoción histórica a la Virgen con la que “han pasado los más duros tiempos de crisis y epidemias, de guerra y pobreza, de tristeza y penuria… y ahí sigue firme, derramando amor a todo el que va a su encuentro a buscarlo, consolándonos cuando más tristes estamos y poniendo remedio a todos los males que acechan a nuestra Antequera”.

Compartió un testimonio de Don Bosco en el que expuso a la Virgen como la “Virgen siempre pasa por esta casa y la cubre con su manto”, aludiendo a tener que recurrir a Ella  para que sea de nuevo la salvadora de la ciudad en una pandemia.

Al término de la misa, intervino el hermano mayor de trono de la Virgen, Justo Moreno Muñoz, quien pidió a los devotos que hicieran llevar a la Virgen por las calles aunque no saliera en procesión. Concluyendo la ceremonia con el rezo de la Salve.

 
{youtube1yI9Iu4Q1wE{/youtube}
 
 
 
 
 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 12 de septiembre de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).