Puede que sea el ‘Vía Crucis más largo’ que conozcamos: tres meses ha tardado en poder visitarse la exposición “20 años subiendo al Calvario” que estaba prevista del 13 al 28 de marzo, pero que se tuvo que suspender por el inicio de la pandemia que dejó a los cofrades sin el final de la Cuaresma ni las procesiones de Semana Santa.

Se trata de la primera exposición cultural tras tres meses, que se puede visitar desde este miércoles 17 de junio hasta el próximo viernes 3 de julio en la antigua iglesia de Santa Clara, con visitas de lunes a viernes de 18 a 20,30 horas; sábados de 11,30 a 14 y de 18 a 20,30 horas; y domingos de 11,30 a 14 horas, según nos comunica su hermano mayor Ramón Gómez León.

La historia de un Vía Crucis del siglo XVI en Antequera

El comisario de la muestra, Jesús Romero Benítez, destaca que “Antequera, durante los siglos XVI al XVIII, como ciudad-convento de esencia tridentina, quiso emular a la de Jerusalén, identificando al cerro de la Vera-Cruz como el monte Calvario al que se ascendía siguiendo el llamado camino de la Vía Sacra, que estuvo jalonado de cruces de piedra”. 

Hasta tal punto que el recorrido oficial, podíamos decir, de sus procesiones, era de carácter penitencial, los Jueves y Viernes Santos, “adoptaron como destino obligatorio de sus desfiles procesionales la subida hasta la Ermita del cerro de la Vera-Cruz”. 

La inició la cofradía franciscana de la Sangre y Santa Vera-Cruz del Real Monasterio de San Zoilo. “En el año 2000, coincidiendo con el Gran Jubileo del Nacimiento de Jesucristo y con la conclusión de las obras de reconstrucción de la Ermita llevadas a cabo por el Ayuntamiento”.


La visita a la exposición en Santa Clara

La Cofradía de los Estudiantes quiso desarrollar esta muestra con motivo de la recuperación del quinto Vía Crucis que estaba previsto para este 2020, pero que se tuvo que suspender. Desde el 2000, establecieron practicarlo cada 5 años.

La muestra expone enseres antiguos como la corona, potencias e insignias antiguas del Nazareno de la Sangre, así como el montaje de su trono de traslado, además de varias túnicas y unos paneles de fotografías de los últimos cuatro desarrollados entre el año 2000 y el 2015, del archivo de El Sol de Antequera, así como proyección de varios vídeos y entrevistas.

En un mes donde el calor vuelve a la ciudad, los jóvenes cofrades de San Francisco pueden mostrar su trabajo entusiasta que se mermó por el inicio de la pandemia. Será, anecdóticamente, el ‘Vía Crucis más largo...’, ya que tardó tres meses en mostrarse y uno más en devolver el patrimonio a su templo.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 20 de junio de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).