La Cofradía de “Arriba” de Antequera que preside Antonio Cabello Garrido, apuesta por recuperar y ampliar su patrimonio cofrade como mostraron en la noche del viernes 7 de febrero: restaurando el  manto azul del siglo XIX, estrenando una nueva saya y recuperando una tarjeta que perteneció a su cuerpo procesional.

El acto comenzó a las 20,30 horas en la iglesia de Santa María de Jesús, conducido por el mayordomo Daniel Herrera Checa, quien dio paso al artista Sebastián Marchante Gambero.

Explicó el contexto histórico del encargo y confección del manto, así como su restauración, mostrando fotografías donde evidenciaba que había que traspasar el bordado a un nuevo terciopelo, ya que estaba en muy mal estado con roturas, manchas y pérdida de color.

Al terminar su conferencia, miembros de la Junta Joven descubrieron, primero el manto azul y luego la nueva saya, confeccionada por él, basándose en los dibujos y técnicas del manto.

Momento en el que el capellán Tomás Pérez Juncosa procedió a su bendición. Para terminar, el hermano mayor de la Cofradía entregó dos cuadros de agradecimiento al bordador; así como desveló la grata sorpresa de la recuperación de una antigua tarjeta que formaba parte del cuerpo procesional de la Cofradía.

 

 

 

  

 

 

El manto del Socorro de los 3.000 escudos

La Cofradía firma ante notario el 12 de agosto de 1865, siendo hermano mayor José María de Lora y Bahamonde, Conde de Colchado, el encargo al bordador catalán, afincado en Málaga, Luis de Reynes y Casadevall, la confección de un nuevo manto al precio pactado de 3.000 escudos (de ahí el sobrenombre del manto), con la cláusula que el manto debía bordarse en Antequera.

El manto fue estrenado por la Virgen del Socorro en la Semana Santa de 1867. En Málaga elaboró trabajos para las cofradías de Jesús “El Rico”, el pasado de la túnica de “El Chiquito” o vende hilos para el bordado de la túnica de Viñeros, o el  Nazareno del Paso.

Curiosamente, las dos primeras obras se perdieron en la Guerra y el propio Marchante las volvió a bordar, inspirándose en ellas.

Por último, el artista ha confeccionado además una nueva saya, basada en el estilo de Reynes e inspirada en grabados antiguos de la Virgen del Socorro, bordada en oro sobre color morado- berenjena, con los pequeños detalles del 400 aniversario, un paño de la Verónica y los dados, siguiendo el estilo del manto.

 

 
Más información, edición impresa sábado 15 de febrero de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).