La iglesia del Carmen de Antequera acogió en la tarde del viernes 28 de junio una lección de historia y devoción en la Presentación del Cartel de la Virgen del Carmen de 2019, donde el historiador Francisco Javier García Quintana desveló la apuesta artística de José Miguel García Corbacho, esta vez una gran obra y sencilla a la vez de un rostro cercano de la  Virgen del Carmen realizada simplemente en grafito.

Pasadas las 21 horas empezó el acto donde el hermanaco de la Virgen del Carmen, Antonio Jesús García Arjona, además de conducir el acto, presentó a García Quintana destacando detalles de su persona, su vinculación con la comisión de culto y la devoción a la imagen mariana. Pinche aquí y escuche el audio íntegro de la presentación del Cartel de la Virgen del Carmen de 2019 (ATQ-Radio Cartel Virgen Carmen 2019)

El historiador comenzó su presentación con una poesía recuperada de nuestro periódico El Sol de Antequera, de Dolores Guerrero Ramírez de Arellano, Terciaria Franciscana, donde se dirigía a la Virgen del Carmen con motivo celebración de su festividad anual el 16 de julio de 1644. 

Tras ello, el presentador inicio un viaje por el calado de esta festividad en nuestra ciudad: “Este año celebramos el trigésimo primer aniversario de la recuperación de su salida procesional, pero ello no significa que la devoción de un pueblo, de su barrio tenga un recorrido tan corto. Al contrario, gracias a estos testimonios, podemos comprobar la profunda devoción que mantenía en la Ciudad hacia la Sagrada Advocación de Nuestra Señora del Carmen”.

“De nuevo aquí, en tu barrio del Carmen, singular barrio, a extramuros de la antigua fortaleza, último reducto en conquistar de la ciudad, ubicado junto a una de las puertas de la antigua ciudad. Gloriosa ubicación buscada por la orden carmelita para llegar a una ciudad emergente allá por 1512, para establecer y donar a la ciudad de esta maravillosa iglesia, cuyo retablo absorbe las miradas de quien accede, pero tras su contemplación, comprenden que su verdadero tesoro se encuentra en su camarín central, donde tú, Virgen del Carmen, te encuentras, custodiando esta parte de la ciudad”, añadió.

A continuación, comenzó a acercar a los presentes la personalidad del autor del cartel de la Fiestas de la Virgen del Carmen de este año: “Durante los días previos a la confección de estas líneas, he preguntado a diversas personas que conocen a José Miguel, el artista y artífice del cartel de este año. Todas las personas me describían a José Miguel con la misma característica: una persona del barrio. Un chaval que se ha criado, que conoce el barrio. Y después, incluso le pregunté a él, ¿qué te vincula con la Virgen del Carmen? Y su respuesta siguió los mismos derroteros: “siendo el barrio, uno tiene que sentir algo por la Virgen de su barrio”.

Sobre su lado artístico, García Quintana señaló: “Sus buenos amigos, lo califican como un artista que ha heredado el gen familiar en lo que a la técnica pictórica se refiere. Criado escolarmente en el Colegio de los Carmelitas, participando activamente en la parroquia y sobre todo, vecino comprometido con su barrio”.

Seguidamente, se procedió a desvelar el Cartel donde García Quintana invitó a la mujer e hijas del autor, Sandra y Julia a que mostraran la obra de su padre que el público ovacionó con aplausos. Tras la ovación, el historiador dijo: “Qué mejor imagen para representar su festividad. Nada puede aportar más datos sobre una persona que su cara, su expresión, su mirada. Y mirándola a Ella solo cabe hablar de ternura, cercanía, humanidad, gratitud, conocimiento y un largo etcétera”.

“Sencillez en la composición, donde sólo prima Ella. Como bien me indicaba José Miguel, quería reflejarla solo a Ella, en todo su esplendor, sin ningún elemento que pudiera perturbar su grandeza”, añadió.

Aunque García Quintana quiso ahondar más: “Su mirada evoca dulzura. La dulzura de esa Madre que todo lo comprende con una ternura que sólo las Madres saben transmitir. Esa mirada invita a guardar silencio y simplemente contemplar su serenidad, su amabilidad, su dulzura y cuantos epítetos que quieran ponerle”.

El presentador tuvo palabras también para esas generaciones futuras: “Esa Madre que sostiene sobre su pecho a su Hijo, símbolo de las generaciones que hoy la contemplan. Me refiero a esos Gonzalo, María, Sandra, Julia, Alicia y un largo etcétera y por supuesto, de aquellos que vendrán en un futuro para seguir contemplando la belleza de esta singular advocación, manteniendo viva la tradición de un pueblo”.

García Quintana, durante su presentación tuvo recuerdos de su infancia: “Aún recuerdo como si fuera ayer el primer día que subí las escaleras del Colegio Carmelitas, para acceder a la antigua zona que ocupaba el parvulario y educación infantil, y allí estaba Ella. Nuestra Señora del Carmen presidiendo esas escaleras, contemplando como esos nuevos niños, se adentran en los inicios de su educación, guiándolos como haría cualquier Madre”.

El presentador no podía dejar pasar la oportunidad para agradecer el haberle inculcado valores que lo adentraron en el amor a María: “En este punto, tiene que permitirme hacer un breve paréntesis, que creo justo y necesario para agradecer a dos personas, que, junto a mis padres y familia, supieron inculcarme unos principios, unos valores y sobre todo, me adentraron en el amor a María, en sus diferentes advocaciones. Hoy, una de esas personas, ya Hijo Adoptivo de Antequera, desde que llegó dejó una impronta muy importante en nuestra generación. Muchas gracias Padre Antonio. La otra persona, por desgracia, ya no se encuentra con nosotros, pero su espíritu siempre estará ahí, formador incansable de nuevas generaciones, catequista como pocos he conocido, pero, sobre todo, una gran persona y mejor religioso. Muchas gracias Fray Antonio”.

Para finalizar, como buen historiador, García Quintana recordó con unas palabras al añorado catedrático antequerano Juan Manuel Moreno García: “Como escribía nuestro admirado catedrático Juan Manuel Moreno García, desde la llegada de la orden carmelita, los diferentes espacios urbanísticos entorno al Convento se simplificaron predominando un elemento común: la conciencia de todos los habitantes que vivían en esta zona aledaña a las murallas de la ciudad. El convento y Nuestra Señora del Carmen como núcleo aglutinador y punto de referencia del barrio”. 

Calendario de cultos

El triduo en honor a la Virgen del Carmen serán los próximos días 15,16 y 17 de julio. Así como el jueves 18 y viernes 19 del mismo mes la imagen estará expuesta a los pies del altar mayor para que los devotos realicen besamanos y ofrendas florales. La procesión de la Virgen del Carmen se llevará a cabo el sábado 20 de julio a partir de las 20,30 horas con el siguiente recorrido: Plaza del Carmen, Colegio, Arco de los Gigantes, Rastro, Cuesta Viento, Río y a su templo.

Más información, edición impresa sábado 6 de julio de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).