La Antequera que vive en sus calles y plazas y la Antequera que se fue a otras ciudades, se da cita año tras año en llegando la procesión del Señor de la Salud y de las Aguas, dando cobijo en forma de vela y oración, su veneración como Patrón de Antequera.
 
 
Tras las dos novenas y la misa de peregrinos a mediodía, a las 19 horas en punto de la tarde se abrían las puertas de San Juan para comenzar la procesión en una magnífica tarde primaveral con sol y más que agradable temperatura.
 
La Banda de Música ‘Virgen de las Angustias’ de Campillos abría el cortejo, seguido de acólitos, niños de monaguillo y hermanaco, estandartes, el guión de la Cofradía al que acompañaban autoridades militares, policiales y cofrades al hermano mayor Gabriel Robledo López.
 
Seguían filas de devotos alumbrando, la representación municipal con el teniente de alcalde José Ramón Carmona llevando el bastón de mando y el teniente de alcalde Antonio García Mendoza, portando el Pendón de la Ciudad.
 
Cuerpo de acólitos turiferarios y con ciriales y el trono de palio del Señor dirigido por Juan José Sánchez al frente de su hermanacos e infinidad de devotos formando un mar de devociones tras Él.
 
 
 
Recorrido por la ciudad y recibimiento por las cofradías del trayecto
 
Tras la salida desde la iglesia de San Juan, subió por la calle Niña de Antequera, Plaza del Carmen, bajada por Cuesta de los Rojas, Calzada, Diego Ponce, Cantareros, San Luis, Infante don Fernando, San Sebastián, Zapateros, Viento, Caldereros, Portichuelo y Cuesta Real, concluyendo en la iglesia de San Juan.
 
Las cofradías cuyas sedes están en el itinerario, o aguardaron con sus guiones en las proximidades o en las puertas de los templos abiertos de par en par. Emoción al llegar a la puerta de la iglesia de la Virgen del Socorro, donde el Hijo va en busca de su Madre en una escena que ya ocurrió una vez en Semana Santa en estos últimos cien años.
 
Y regreso a su templo, dando por finalizada la procesión y a expensas de la función de personas maypres y enfermos para regresar a su capilla tras un intenso mes de mayo de devoción al Señor y Patrón de Antequera.
 
Más información, edición impresa lunes 27 de mayo de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).