El retablo donde se encuentran el Señor y la Virgen del Mayor Dolor y la Santa Magdalena está siendo tratado estos días ante un ataque de xilófagos, habiendo sido trasladadas las imágenes mientras se realiza este proceso al coro de la iglesia de San Sebastián.
 
Siguiendo las indicaciones del Área de Patrimonio, con Marisa Olmedo al frente, se están tratando estos ataques de xilófagos encontrados, para así atajar el problema y evitar daños futuros. Además también se están tratando otras zonas de la iglesia, donde también han aparecido desperfectos. El domingo 12 de mayo fueron retiradas las imágenes ante posibles ataques, tras ser examinadas, especialmente la Virgen, se descartó que sufriera algún desperfecto.
 
Más información, edición impresa sábado 18 de mayo de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).