San Pedro inició el domingo 10 de marzo su Septenario, donde volvió a sorprender por el altar cuaresmal, esta vez colocando al Cristo de la Misericordia en el centro del Altar Mayor bajo el baldaquino, donde suele estar el Cristo de las Penas, flanqueado por la Virgen del Consuelo, ataviada de negro, y por la imagen de San Juan.

Telas de damasco bordado cubrían la parte baja del retablo del Altar Mayor y dos cuadros, uno con San Pedro, vestían los laterales, acompañado con todo detalle y candelabros con altas velas. A los pies del presbiterio, un Niño Jesús Pasionario vestido con túnica de terciopelo burdeos. Las misas comenzaron el domingo, presidida por el párroco de San Pedro y Santiago, Francisco de Paula Baquero; el lunes por el carmelita Antonio Jiménez; el martes por el arcipreste de Antequera y párroco de San Sebastián y El Carmen, Antonio Fernández; el miércoles por  Tomás Pérez, párroco de San Juan y San Miguel y el jueves por  el párroco de Mollina y Humilladero, Daniel Martín.

Este viernes se celebraría el Vía Crucis por el barrio del Cristo de las Peñas y este sábado 16 culminará el Septenario, con Eucaristía a las 20,30 horas, a cuyo término, el platero José Manuel Cantos, se encargará de presentar el Cartel del Consuelo, una pintura de Ángela Portillo.Se dará fin a una intensa semana de la cofradía que vuelve a presidir Visi Bracho del Río en la que han participado devotos, vecinos y cofrades en el templo que se llevó un intento de robo. Más información, edición impresa sábado 16 de marzo de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).