La iglesia colegial y mayor de Antequera, la de San Sebastián, acogió en la tarde-noche del sábado 26 de enero, la festividad del Señor y de la Virgen del Mayor Dolor, con una misa y besamanos final a la imagen mariana. 

Para ello, la Cofradía que preside María Trinidad Calvo Gómez, desplazó a ambas imágenes al Altar Mayor, estando la Virgen a los pies del presbiterio y durante la semana en un dosel como el Señor.

Presidió la Eucaristía que comenzó a las 20 horas, el  arcipreste de Antequera y párroco de San Sebastián, el sacerdote Antonio Fernández López, quien tras profundizar en las lecturas y el Evangelio destacó el papel de la Juventud, que es el futuro de las cofradías y de la Iglesia. 

Se contó con el acompañamiento musical de los hermanos José Antonio y Diego Morales de la Fuente.Durante la misa, tomaron posesión los nuevos directivos: Marta González Román, José Alamilla Espárraga y Teresa Alamilla Espárraga. 

También se rindió homenaje a los hermanacos que cumplían 25 años bajo las andas: Salvador Álvarez García por el Señor y Fernando Durán Sánchez por la Virgen, a los que se les concedió la insignia de la Cofradía de manos de los hermanos mayores de cada uno de los tronos: Jesús Díez de los Ríos Fuentes y Andrés Calvo Ruiz.

Para terminar, tuvo lugar la presentación de niños, entre ellos el pequeño de apenas dos semanas, Juan Pablo, que nació el 14 de enero, hijo de Pilar García Valdésy de Juan Pablo Rodríguez Ortiz, hermanaco de la Virgen.

La Virgen fue vestida por Fonsi Muñoz, quien le colocó un manto de terciopelo francés color oro viejo, con vistas de tisú de oro bordadas en oro fino y sedas hechas a partir de una capa del año 1850.

 

Más información, edición impresa sábado 2 de febrero de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).