El arcipreste de Antequera padre Antonio Fernández presidió una solemne misa por Todos los Santos y Difuntos, que tuvo lugar el miércoles 31 de octubre en la iglesia de El Carmen, promovida por la Cofradía de Nuestra Señora de La Soledad, Quinta Angustia y Santo Entierro.

El reverendo padre recordó en su homilía a nuestros seres queridos que se han marchado y también el futuro, la muerte como un signo de esperanza. Y para concluir, se procedió al besapié del Cristo Yacente que fue trasladado para la Eucaristía junto a la Virgen de la Soledad que este año se bajó ante el Altar Mayor de la monumental y barroca iglesia antequerana, a la que acudieron, como viene siendo habitual, directivos, cofrades y devotos del popular Barrio del Carmen ante esta misa extraordinaria. Más información, edición impresa sábado 3 de noviembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).