Imprimir
La iglesia de San Pedro acogió del domingo 18 al sábado 24 de febrero su Septenario, en el que se han celebrado seis misas, un Vía Crucis con el Cristo de las Penas y la Presentación del Cartel del Consuelo.
El jueves 22 celebró la Eucaristía el carmelita padre Antonio Jiménez y el sábado 24 cerró las misas el párroco padre Francisco de Paula Baquero. Entre medias, el Vía Crucis del Cristo de las Penas en la noche del viernes 23, que tras salir de su templo pasó por calle Taller y Ollas, Hornos, La Cruz,  Martín de Luque, Juan Adame, Botica, Trasierras,  San Francisco, Plaza Fernández Viagas, Obispo y San Pedro para volver a su templo.
 
El cortejo lo abría una cruz con dos ciriales, seguidos de fieles con velas, el guión de la Cofradía con acólitos con ciriales y el Cristo de las Penas, llevado a hombros por hermanacos vestidos de traje oscuro, dirigidos por Antonio Ángel Zamora López, hermano mayor de la Misericordia.
 
Tras la imagen crística, devotos rezando el Vía Crucis, que entró dentro del templo estudiantil que les recibió con las luces apagadas. Pasadas las 22,30 horas, volvieron a su templo, donde recolocaron a la imagen en su altar junto a la Magdalena y San Juan en San Pedro.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ana Lara vuelve a maravillar con su forma de hablar, esta vez del Cartel de Luis Córdoba 
Tras la misa del sábado, la secretaria Nazareth Díaz Cabello empezó el acto de Presentación del Cartel, quien dio la palabra al orador del pasado año, Antonio Francisco Calderón Ruiz, quien destacó la fe y la formación de Ana María Lara Torres.
 
Su profunda voz empezó con poesía: “¡Consuelo y Misericordia, van a  pisar  nuestras calles! ¡Un resucitar de esencias que pervivirá en el aire!”. Siguió destacando la unión entre sus cofradías: “Piedad y Consuelo, Misericordia y Rescate son como las dos aurículas y los dos ventrículos que se unen para conformar un único corazón”.
 
Tras ser descubierto, la presentadora lo describió, destacando todo lo que sugiere: “Los distintos planos se superponen envueltos por una atmósfera densa, cargada por el humo envolvente del incienso. La atmósfera de la Pasión que convierte cada calle, cada plaza, cada rincón de nuestra Antequera en la Jerusalén del martirio”. 
 
Fue muy aplaudida y al final los protagonistas recibieron detalles. Entre ellos a Luis Córdoba Granados, licenciado en la Facultad de Bellas Artes “Santa Isabel de Hungría”, quien lleva 30 años en el Pedro Espinosa como profesor de dibujo.
 
Más información, edición impresa sábado 3 de marzo de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).