La Cofradía del Rosario concluyó este domingo 8 de octubre sus cultos en honor de su titular mariano en Antequera, tras la presentación del Cartel y el Triduo que se desarrolló en Santo Domingo, terminando con la última procesión del calendario cofrade, este año marcada por las obras en los alrededores de San Sebastián.

Eucaristía a las 10 de la mañana y posterior salida procesional cerca de las 12 del mediodía, en la que el gran templete de plata de la Virgen del Rosario empezó su cortejo por su plazuela, pasando por donde suele por Viento, Pasillas, Peñuelas y Carreteros.
 
Al llegar a esa esquina, las obras entre San Agustín y San Sebastián obligaron a ampliar el trayecto, pasando por Comedias en una lucido paso (¡las calles estrechas están hechas para el paso de las cofradias!), Cantareros, Diego Ponce, Descalzas, Cuesta de los Rojas, Nájera, Cuesta de Zapateros y Viento hasta regresar a su templo. 
  
La Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de la Verónica de Antequera abría el cortejo, seguida del farol del Rosario, mujeres vestida de mantilla española de colores gloriosos, niños de monaguillos, el templete, los guiones de las cofradías del Rosario y de la Paz y cerrando la Banda de Música de Villanueva del Trabuco. 

Temperatura primaveral más que otoñal, con el sol marcando el paso de la Cofradía con vivo ritmo por las calles de Antequera, llamando la atención las del nuevo recorrido. Al final, último esfuerzo de los hermanacos dentro del templo, con las últimas marchas cofrades de la banda local que volvió a cuajar una gran actuación. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
    
 
 
 
 
 
 
 
 
  
 
Más información, edición impresa sábado 14 de octubre de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).