La sorpresa de este Jueves Santo ha sido el "encuentro" ante la iglesia patronal de Santa Eufemia, ya que se han unido los cinco tronos, algo inusual, pero que ha sido posible en la Semana Santa del Sexto Centenario.

Las tres imágenes de Cristo han esperado en la Cuesta Archidona, y las Vírgenes se han encontrado ante la puerta de la iglesia de Santa Eufemia. Entre vítores, marchas procesionales y abrazos, las Monjas Mínimas han rezado al Señor y a la Virgen a su paso por la puerta.