Antequera es una ciudad que tiene muchos encantos y aspectos positivos. Es una ciudad con un rico patrimonio histórico artístico, buen ambiente cultural, buena comunicación con las capitales de provincias limítrofes por el hecho de ser el centro geográfico de Andalucía, tiene un tamaño ideal que permite ir a los distintos sitios sin necesidad de coger el coche, dispone de todos los servicios básicos... Además, las gentes de Antequera tienen, con carácter general, un espíritu solidario que se manifiesta en el alto número de asociaciones y centros de carácter social que hay, con gran participación e interacción con la sociedad antequerana. Y otra cosa que tiene Antequera es que, desde los años setenta del siglo pasado dispone de un Centro de Educación Especial donde se da atención a niños y jóvenes con un grado alto de discapacidad y dependencia. 

Este centro está adaptado arquitectónicamente a las necesidades de estas personas, tiene los medios humanos y materiales suficientes para su correcta atención, dispone de cocina y comedor para atender sus necesidades alimenticias específicas y dispone de un transporte escolar que permite la participación de alumnos de toda la comarca y ciudades del norte de Málaga. En la provincia de Málaga, en la actualidad solo existen dos centros con estas características, el Centro Santa Rosa de Lima en Málaga capital y el Centro de Educación Especial Reina Sofía de Antequera. Este centro es absolutamente necesario, pues estos alumnos necesitan de una atención sumamente especializada y llevada a cabo por profesionales especialmente preparados para ello. Y siendo tan necesario este centro educativo, la Delegación de la Consejería de Educación de Málaga quiere eliminarlo de forma sigilosa y paulatina. 

Primero cambiándole la catalogación administrativa, denominándolo y numerándolo solo como un centro CEIP (Centro de Educación Infantil y Primaria) y no reconociendo administrativamente el carácter de Centro de Educación Especial, que lo lleva siendo desde hace muchos años, como toda Antequera sabe. Y, por otro lado, no admitiendo matriculaciones de nuevos alumnos que necesitan de este centro y obligándoles a matricularse en IES (institutos de Educación Secundaria) que ni están preparados sus edificios ni disponen de personal y material suficiente para la atención requerida. 

Con esta estrategia política adoptada desde hace algunos años por la Delegación de Educación de Málaga se intenta conseguir que unas instalaciones y dotaciones actuales se queden sin servicio específico y, por otro lado, se van a producir conflictos y mala atención en los IES que acogieran a estos alumnos por falta de medios. Cosa que no entendemos ni compartimos… ni queremos que se consolide y por ello pedimos la colaboración de la sociedad antequerana. Por ello, toda Antequera, por su carácter solidario sobradamente demostrado, tiene que apoyar esta reivindicación de mantenimiento del Centro de Educación Especial Reina Sofía de Antequera y no puede permitir que se nos “robe” esta institución con estos medios tan necesarios para estos alumnos con necesidades especiales y para estos padres que necesitan de este apoyo material para la necesaria atención psicosocial debido a la gran dependencia que necesitan sus hijos durante las veinticuatro horas del día. ¡Muchas gracias, Antequera!

COORDINADORA DE ASOCIACIONES POR LA INTEGRACIÓNEN ANTEQUERAY COMARCA (CASIAC)