Todos los antequeranos hemos leído con emoción la esquela publicada hace días en El Sol de Antequera, en recuerdo y homenaje a las 140 personas fallecidas en Antequera durante la pandemia del virus Covid-19, entre 13 de marzo de 2020 y 31 de mayo de 2020. Nuestros aplausos hoy van para este semanario, que refleja con gran humanidad el triste final de tantos hogares. 

Son muchas las muestras de condolencias y apoyo de la Ciudad de Antequera, de su Ayuntamiento y de sus ciudadanos hacia los familiares que han perdido a un ser querido durante  la pandemia del Covid-19. Esto demuestra la gran sensibilidad de la población hacia las desgracias de sus vecinos, sobre todo en estas circunstancias tan extremas que han privado a muchos hijos, cónyuges, padres, amigos… de acompañar y despedirse de los suyos.

Pero ésta es la primera parte de esta historia, humana y conmovedora, en la que todos nos hemos sentido partícipes. La segunda, por desgracia, queda solo para las familias, que aún no han salido de su duelo y tienen que enfrentarse a grandes problemas económicos, tanto por pérdidas de fuentes de ingresos, como por el pago de los tributos vinculados a las transmisiones mortis causa, como es el caso del conocido como plusvalía municipal por herencia.

El Excelentísimo Ayuntamiento de Antequera ha anunciado con motivo de la pandemia del COVID-19, con buen acierto, una batería de medidas y bonificaciones fiscales para remontar la economía antequerana, especialmente destinada a comerciantes, bares, restaurantes y hoteles, cosa que aplaudimos.

Pero quizá se han olvidado de otras grandes víctimas de esta crisis, las familias con pérdidas de seres queridos que tienen que afrontar ahora con gran dificultad al pago de un elevado impuesto municipal; y ello, para poder continuar y conservar con dignidad el patrimonio de sus padres, cónyuges… que con tanto esfuerzo consiguieron trabajando… y que ha venido contribuyendo a lo largo de los años al mantenimiento económico de la Ciudad a través de los distintos tributos locales.

Por ello, en nombre de los antequeranos, es de justicia solicitar, una bonificación especial de la citada plusvalía municipal para, al menos, las 140 familias afectadas por fallecimientos durante la pandemia covid-19 que, como bien ha reflejado El Sol de Antequera, merecen un sentido homenaje, pero también necesitan ayudas económicas que alivien sus desgraciadas pérdidas. 

Confiamos en que el Excelentísimo Ayuntamiento de Antequera analizará y atenderá debidamente esta petición de sus vecinos, con la responsabilidad humana que le caracteriza, como siempre ha venido haciendo…


MARÍA PÉREZ