Nuestro  amigo ejemplar, nace en Antequera el día 6 de febrero de 1951, recibiendo por nombre y apellidos: Juan Antonio Torres García. Ya desde su juventud se destacaba por sus movimientos nerviosos, vivos y con actitudes inigualables en las dotes del intercambio y la comercialización.

Durante su vida, ha sido un hombre afable, conversador, emprendedor y muy amigo de sus amigos. Respetuoso con la gente y con el don comercial que le ha destacado como el fundador de la ruta de los molletes de Antequera en la Costa del Sol.

Trabajador aférrimo e incansable, donde le ha hecho unir el día con la noche  para mantener el reparto domiciliario con entregas a primeras horas del día y siempre con su saluda matutino y su animo del despertar.

Desgraciadamente también ha vivido el nuevo legado matrimonial que impera en estos tiempos con separación de la pareja, haciendo mas difíciles si cabe la expresión de la vida cotidiana de ambos.

Se ha encontrado refugiado en el amor que profesaba a sus nietas Paula y Lucía y a su hija Raquel por sus continuos cuidados diarios y que le han hecho superar ciertas crisis anímicas producidas por las enfermedades que ocurre a la edad de sesenta y pico de años. ¡Ley natural y ley divina!

En un día cualquiera, pero que también tuvo que ser en mediación de esta pandemia que asola el mundo con fecha 28 de abril de 2020,  la vida quiso llevárselo para dejar de sufrir en este mundo de sufrimientos, disgustos y sin sentimentalismos. Creo que hemos perdido el don de la nobleza, entrega, servicio en contra de la hipocresía, egoísmo y oportunismo… simplemente hablando.

Adiós a nuestro gran amigo de sus amigos, buen hermano, gran padre y mejor abuelo… Nos has dejado un vacío enorme a muchos. Se ha quedado huérfana la ruta nocturna del mollete antequerano. Descansa en paz, papá. Tu Raquel.


RAQUEL TORRES NAVARRO