No puede haber causa más bonita,

para un Guardia Civil, ni más hermosa,

que dar su vida, por una gesta preciosa,

que engrandezca a la Benemérita.

Compañero de trayectoria exquisita,

de vocación disciplinada y honrosa,

tan valiente, humana y generosa.

¡Francisco! El Cuerpo, te necesita.

Siempre estarás en nuestra memoria,

como una gran persona, muy querida

con mucho sacrificio, amor y gloria.

Por España y sus hijos, dio su vida,

y, siempre pensando en la victoria,l

a Patria, de este acto, no te olvida.

LORENZO ROMERO BRAVO, Subteniente guardia civil jubilado