No lo entiendo. Reforman una plaza, con más o mejor criterio de nuevos espacios, colocan unos pivotes, los coches casi no pueden maniobrar y ahora... ¿los quitan? No sé lo que pasa, pero no creo que sea por los políticos, que ellos siempre buscarán lo mejor para la ciudad.

¿Les pasa algo a los técnicos o empresas de las obras?Con la de papeles que hay que pedir para una licencia hoy en día, ¿nadie controla lo que ellos mismo hacen? Me encanta lo de la accesibilidad, pero los pivotes a veces son necesarios, como en esta plaza. Aún muchos creen que es como antes y esperemos que los coches no entren en los espacios reservados para los peatones.Espero  que la próxima obra al estilo de esta plazuela, alguien del Ayuntamiento vigile a los que les hacen obras para la ciudad, como es la de esta plaza que ha quedado bonita, pero lo de los pivotes...

MARÍA LUISA GUTIÉRREZ VÍLCHEZ