Señor Director: No sé si quiera si esta carta tendrá la suficiente importancia para ser publicada en su periódico, pero de alguna manera, con el hecho de haberlo intentado me doy por contenta. Este fin de semana pasado un miembro de mi familia, mi padre para ser más exactos, ha tenido un problema de salud.

 

Por este motivo quiero dar las gracias, en primer lugar, al Servicio de Urgencias del Hospital de Antequera, del que más de una vez, yo la primera, nos hemos quejado. Empezando por celadores, personal de enfermería, el médico, un joven profesional del que no recuerdo el nombre y lo siento, que dio con el problema que tenía mi padre gracias a su interés. Gracias por el trato amable, educado y cordial hacia el enfermo.Igualmente, quiero dar mil gracias a todo el personal de Cirugía de la tercera planta del Hospital de Antequera.

 

Gente competente, trabajadora, paciente, con esa empatía hacia el enfermo tan de agradecer, y con ese trabajo penoso, callado y desagradable muchas veces. Gracias chicas y chicos.Y por último, gracias a ese grupo de doctores, veteranos algunos, como el doctor Del Rey, jóvenes otros como la doctora Corrales Valero, a los que he sentido cercanos y con un trato exquisito hacia el enfermo y familiares. Gracias a todos. Reciba un cordial saludo.


MARÍA ROSARIO ALCALDE CORTÉS