Señor director del Sol de Antequera. Muy señor mío: Quería haberle escrito esta carta de agradecimiento por haber contado conmigo y de la siempre expuesta de Luisa Casero, haber publicado ese artículo tan bonito y elogio para mí en el Periódico (digo con mayúscula) que usted tan dignamente dirige; debí hacerlo antes, pero he esperado a leerlo despacio y entero para darme cuenta de todo lo que dicha publicación expresa: no es un periódico corriente, es el resumen de la vida de una maravillosa ciudad como es Antequera, en la que viví cincuenta años felices de mi vida y, como canta Julio Iglesias, pase de niña a mujer. 

Cada página que voy hojeando, me recuerda algún episodio de mi vida, y en cada fotografía que miro, veo la cara de la madre o abuela que yo conocí, contentísima de ver cómo la ciudad ha progresado, se ha abierto más al exterior y le espera un brillante porvenir que ojalá yo lo vea. Le repito mi agradecimiento.

MARÍA LUISA MUÑOZ MITCHELL