Nuestra ciudad, está impregnada del sentir autonomista, yo diría que desde siempre. En 1883, durante los días, 27, 28 y 29 de octubre se aprobaba aquí en Asamblea Regional un Proyecto de Constitución Federal para Andalucía, que fue un verdadero anticipo de derechos y libertades desde una visión progresista. La denominada Constitución de Antequera pretendía logros sociales y competencias con las cuales no estaba de acuerdo el poder central, el mismo que aún nos castiga.
 
Cerca de dos años después nacía en Casares, Blas Infante (...). Puede que algunos de nuestros antecesores le inspiraran para que escribiera esta frase: “Yo tengo clavada en la conciencia desde la infancia la visión sombría del jornalero. Yo le he visto pasear su hambre por las calles del pueblo”. (...)
 
Después de la muerte de Blas Infante en 1936, España y Andalucía entraron en el periodo oscuro de la Dictadura. Pero todo termina y en 1977 los andaluces salimos a las calles a pedir PAZ Y ESPERANZA PARA NUESTRA TIERRA. Las grandes avenidas y alamedas de los pueblos y ciudades andaluzas se llenaron de pancartas, de reivindicaciones y de sentir andaluz. En Antequera tuve el honor de encabezar  la más grande manifestación junto a muchos otros antequeranos (...) Un año después el 4 de Diciembre del 1978 se firma el Pacto de Antequera que no es otra cosa que todos los partidos políticos firmaron aquí, llegar por la vía mas rápida a la Autonomía total para nuestra Andalucía. 
 
(...) Andalucía se ha transformado en este tiempo y tiene por delante un futuro prometedor si los andaluces/as unidos, apostamos por el progreso. Ahora bien, los derechos y libertades una vez conseguidos hay que defenderlos, porque existen en todos los tiempos, gentes ambiciosas que te lo quitan o te lo roban. Por ello emplazo a tod@s a seguir defendiendo a Antequera y a Andalucía de los mismos enemigos que históricamente han tenido que son los poderosos, la desigualdad, el paro, la injusticia sociall (...) ¡Viva Andalucía libre!
 
FRANCISCO CALDERÓN GÁLVEZ