Le decían para animarlo. “Sí,sí… son extraordinarios”, contestaba. Quiero expresar mi más sincero agradecimiento a todo el personal de la Residencia de San Juan de Dios de Antequera por su dedicación alegre y generosa a los mayores que allí conviven. He recibido de todos ellos la mejor de las impresiones por su profesionalidad y buen hacer.
 
Creo que es la mayor cualidad que tiene este centro, magnífico también en sus instalaciones. Gracias, de corazón, por lo bien que lo habéis hecho con mi padre.
Que Dios bendiga vuestra amabilidad en todo momento. En mi nombre y en el de mis hermanos, muchísimas gracias.

JOSÉ RAMOS CÁMARA