Dicen que nadie es profeta en su tierra. Pero José Antonio Muñoz Rojas, José María Cuadra Pérez y los solistas e integrantes de la “Orquesta y Coro Ciudad de los Dólmenes” pueden presumir de lo contrario. Ni por reconocimientos oficiales, ni por que hubiera banderolas publicitarias ondeando en cada esquina de nuestra ciudad, ni ruedas de prensa multitudinarias; si no porque el pasado día 10 de julio de 2016, en la final de la Copa de Europa, un domingo, caluroso y perfecto día de playa, el pueblo antequerano apostó por la Cultura, por el homenaje al escritor más ilustre de nuestra ciudad desde la famosa escuela Antequerano-granadina, allá por el siglo XVII, don José Antonio Muñoz Rojas.
 
Lleno absoluto y puntual sin necesidad de retrasar lo más mínimo la hora del evento, el cual empezó, rigurosamente a las 20:30 con las magníficas y emotivas palabras de nuestro ilustre catedrático en Literatura, y amigo personal del homenajeado, don Juan Benítez, antequerano de adopción.
 
También contamos con la presencia de los hijos y nietos del poeta, que mostraron su más sincero interés y agradecimiento al homenaje-concierto a su padre, por el cual se trasladaron expresamente desde Madrid para dicho evento.
Así mismo, contamos con la ilustre presencia de ese maravilloso “Mecenas Anónimo”, y lo escribo con mayúsculas, porque han sido unos particulares que han apostado fuerte por el trabajo que han hecho, tanto el compositor como los instrumentistas y cantantes que participaron en el homenaje.
 
En una época y país, azotado brutalmente por la crisis económica y, si cabe aún más profunda, cultural; en el que la palabra “mecenas” corre peligro de convertirse en una palabra “extinta”, o en un “extranjerismo”. Una serie de personas que, sin conocer, hasta el pasado domingo, ni la obra, autor, ni músicos personalmente, tuvo el valor desinteresado de correr con todos los gastos, con la única condición de permanecer en el más absoluto anonimato, “porque era imperdonable no valorar el esfuerzo y trabajo de unos profesionales”.
 
Al sencillo, noble y anónimo pueblo de Antequera, el más sincero agradecimiento de los que participamos, y compartimos, el homenaje a Don José Antonio Muñoz Rojas, que puso el nombre de Antequera como “norte de su pluma”.
Muchas Gracias en nombre de José María Cuadra Pérez y de la Orquesta y Coro Ciudad de los Dólmenes.
 
JOSÉ MARÍA CUADRA PÉREZ