El panorama del Balonmano Español anda revuelto como pocos podían imaginarse: el Ciudad Real se queda sin patrocinador y dicen que podría irse a Madrid. Es tan grande la noticia que resulta increíble, pero es cierta. Su presupuesto es enorme y sin el apoyo de otros años, podría dejar la capital manchega para irse hacia Madrid.

Por otro lado, la ASOBAL, mantiene un tira y afloja por unas declaraciones del presidente de la real federación Española de Balonmano, en torno a que la ASOBAL debe dinero a los árbitros. O sea que lo que pasa por aquí es purita agua de borrajas. Pero como lo que interesa a la afición antequerana es su equipo, conocido lo que avanzábamos la semana pasada, todos pendientes de que el día 30 quede todo solucionado.

Por un lado la cuestión económica se resolverá pagando lo que se debe de nóminas a la plantilla gracias a sendas operaciones con Unicaja, una anticipando parte de la subvención municipal y otra mediante una póliza suscrita por varios directivos. Así que la parte económica debe estar resuelta.

 

En cuanto a la plantilla, ayer viernes vino a Antequera un posible entrenador, para estudiar tanto las condiciones –no sólo económicas sino laborales por su empleo actual— como una lista de jugadores de los que al menos doce deben inscribirse como máximo el día 30. Lógicamente la directiva no dice nombre alguno, por circunstancias comprensibles, pero hablan con colegas de otras localidades, nos intercambiamos rumores y noticias, según los cuales, podrían venir al Balonmano Antequera jugadores como Asier Zubiría, Álvaro Ruiz, Olea, Ugarte y Márquez… Todos, jugadores jóvenes, con futuro y clase. A ellos habría que añadir los jugadores de la cantera y algunos que parece ser que seguirán del año pasado, como Juanan Ramos, Nacho Soto, Morales y Chispi, éste dudoso.