¿Vendría para comerse los mantecados? Era la pregunta que todo el mundo se hacía cuando en septiembre, a días de comenzar la liga, el jugador del Iberoquinoa Antequera, Rafa Baena, anunciaba que se marchaba del club a Alemania por tres meses.

 

Mucha incertidumbre sobre su vuelta, pero finalmente, el 20 de diciembre se despidió de su equipo el Rhein-Neckar Löwen, y cumplía su palabra, se comió los mantecados en casa con su familia y ya este martes 12 de enero, estaba a las órdenes del cuerpo técnico del equipo antequerano.

En esta primera puesta a punto hablamos con él, al que suponíamos que estaba deseando estrenarse con el Argüelles: “Exactamente. Muy contento de volver, la verdad es que han sido tres meses que han tenido sus ventajas y sus inconvenientes como todo, pero ya estoy de vuelta, contento de poder ayudar al equipo y ahora vamos a empezar poco a poco a entrenar. Tenemos todavía dos semanas antes del primer partido y tengo que integrarme en el grupo de nuevo y poco a poco, ir jugando partidos y esperemos que juguemos una segunda vuelta buena y ya veremos donde podemos llegar”. 

Sobre cómo ha sido su periplo nos asegura que “allí era mi sexto año casi, la verdad es que allí estoy valorado, soy querido, es un club al que quiero mucho, donde he jugado mis mejores años y donde hemos conseguido los mayores éxitos deportivos, tanto para el club como para mí. Volver allí y volver a ver a la gente y demás ha sido especial y muy contento. La verdad que en estos tres meses no me puedo quejar, ha sido maravilloso”.

Durante este tiempo, le preguntamos si ha seguido a su equipo de aquí, de Antequera: “Lo he ido viendo todos los partidos que se han retransmitido por YouTube . Y bien, hemos tenido un par de partidos algo más flojos, pero yo creo que en líneas generales el equipo trabaja bien, sobre todo, cuando ha habido partidos que hemos ido abajo y el equipo se ha recompuesto muy bien. Creo que la marca y esencia de este equipo es que somos luchadores y que esa tiene que ser nuestra filosofía. Hay que pelear cada partido y ya veremos”.

Con su incorporación, qué le ha dicho la presidenta, Lourdes Melero: “Pues nada, bienvenido y que se alegra mucho de que esté aquí de nuevo y que dé lo mejor de mí, que es lo que tengo que hacer ahora y que ojalá demos todos una buena segunda vuelta”. Y el técnico, Lorenzo Ruiz, ¿no le ha hecho ninguna petición especial?: “No. La verdad es que simplemente que haga mi trabajo, que ayude lo que pueda y en eso vamos a estar”.

Tiene un mensaje claro a la afición, puedan o no puedan acceder al Pabellón Fernando Argüelles: “Pues que estoy encantado de volver, me alegro mucho y que espero que puedan volver y si no a seguirnos, a apoyar al equipo, que hace falta, y que entre todos podamos en unos bonitos cinco meses disfrutar del balonmano en Antequera”. Y que por supuesto, se pueda subir a Asobal ¿no?: “Vamos a intentarlo claro que sí”, afirma el jugador estepeño.

 

Los entrenamientos del Iberoquinoa

Comenzó la maquinaria deportiva del Iberoquinoa Antequera a funcionar este martes 12 de enero con el primer entrenamiento tras las vacaciones navideñas.

Además de la incorporación de Rafa Baena, el equipo tendrá que cambiar su forma de juego a la ausencia de José Antonio Jiménez y la incorporación del pivote para lo que resta de esta fase y pensando ya, en la siguiente, que será más dura que la vivida hasta ahora.

Por lo pronto, toca preparar en primera instancia, el partido del sábado 23 de enero en el Polideportivo Ángel Nieto contra el Zamora Rutas del Vino, conjunto al que vencimos de forma cómoda en el Pabellón Fernando Argüelles por 29 a 23.

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 16 de enero de 2021. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).