El Iberoquinoa Antequera se queda sin Quino Soler, que ha sido el "último superviviente" de los años dorados del Balonmano en Antequera que ascendió a Asobal. Una oferta de trabajo para dirigir al Trops Málaga, según adelanta Diario Sur, le hace tener que despedir su relación de 15 años.

Pasadas las 19,30 horas, en el lugar que ocupa la mesa técnica del Fernando Argüelles, llegaba acompañado del primer entrenador, Lorenzo Ruiz; y de la presidenta Lourdes Melero. “El citaros aquí es para comunicar que no voy a continuar en el equipo a partir de ahora".

Se han dado una serie de circunstancias "que ya comenté hace días con la directiva y han ido sucediendo cosas que ha hecho que tome esta decisión, una de las más difíciles que recuerdo que he tenido que tomar. A partir de aquí tengo poco que decir".

Da las gracias a todo el mundo, "en especial al equipo, a la directiva, a Lourdes y en especial, me vais a permitir, al cuerpo técnico con el que llevo una vida entera. Como podéis imaginar no es fácil, son circunstancias personales y a partir de aquí como siempre he dicho llevo 15 años aquí, soy un antequerano más y estaré pendiente porque este equipo es especial".

Este año "pese a todas la dificultades y todo lo mal que lo estamos pasando, ellos hacen que esto merezca la pena. Quiero desearles lo que siempre venimos buscando y deseando que es mejorar y que a nosotros solo nos queda un pasito que hemos estado cerca, muy cerca otras temporadas que va a ser mi pena".

Está seguro "que este año lo vamos a dar y lo viviré desde fuera como si estuviera dentro. Poco más de verdad. Gracias a todos, A la afición también por supuesto que se extraña mucho en estos últimos partidos y desear que nos encontremos pronto y que a todos nos vaya lo mejor que nos merezcamos que en este caso es lo mejor del mundo. Nada más. Gracias”.

Le costó despedirse, más incluso que aquel 1 de junio de 2007, cuando acompañado por el entonces presidente Juan Carlos Jiménez y el técnico Antonio Carlos Ortega, lo hacía como jugador profesional de Balonmano tras su fin en Antequera con el que consiguió el histórico ascenso.

Este martes, el propio Trops Málaga ha destituido a Daniel Ibáñez, quien conversa con el propio Quino Soler en el partido de la Copa de Andalucía esta pretemporada en el Fernando Argüelles. Cosas del destino y del Deporte: ese partido lo ganó Daniel Ibáñez que pudo con Ruiz-Soler y no pasaron a la final de la Copa de Andalucía. Y hoy, unos meses después, Soler ocupa su sitio, tras no tener un buen inicio de resultados con el equipo de la capital. 

 

 

Una despedida tras el mejor partido de la temporada

Tras ganar al Ciudad Real y colocarse líderes (¿homenaje del vestuario en el último partido de sus charlas técnicas sobre la pizarra?), este lunes el Diario SUR adelantaba que se marchaba al Trops Málaga, que destituía a su técnico por el mal arranque. Por cierto, equipo que en febrero tendrá que visitar el Fernando Argüelles.

La relación con la ciudad de Antequera comenzó el 3 de junio de 2005 cuando el entonces entrenador Antonio Carlos Ortega lo fichó del Granollers para conseguir el sueño del ascenso que se consiguió a final de esa temporada. Lo hacía "para redondear así, cerca de mi lugar de origen, mi vida deportiva".

Fueron sus últimos años como jugador tras crecer en el Puleva Maristas de Málaga (que recoge sus frutos el Trops Málaga) hasta que fichó por el Granollers, donde pasó al Barcelona de 1996 a 1999 para regresar al Granollers de nuevo hasta que fichó por el Balonmano Antequera.

Tras el ascenso a Asobal en Antequera en la 2005-2006, jugó hasta la 2006-2007, el primer año antequerano en la máxima categoría y el de su despedida de las canchas. Con esta despedida deja 15 años en Antequera, donde volvió para entrenar la base, parte del cuerpo técnico y director deportivo.

Tuvo un paréntesis para dirigir al Ángel Ximénez, donde debutó como entrenador en Asobal, dirigiéndolo entre los años 2016-2018 hasta que regresó a Antequera donde ha sido "segundo" de Lorenzo Ruiz. La presidenta Lourdes Melero apunta que Darío Mata pasará a ocupar su puesto.

Lorenzo Ruiz le dedicó unas palabras diciéndole que "de parte del equipo, de la directiva y de todo el mundo desearte lo mejor. Digo esto porque por desgracia el balonmano en España no te da de comer. Y se dan unas circunstancias, ha tomado una decisión que yo hubiera tomado la misma, es decir, le apoyamos en esa decisión porque al final es su familia y su vida y eso es lo importante en la vida y esta es su casa y él lo sabe".

En lo deportivo "qué vamos a decir de Quino, ha sido lo más grande como jugador, quizá sea junto con Carlos Ortega y Pepelu de los mejores jugadores de balonmano que ha habido en Málaga y es un ejemplo para todos por su forma de trabajar, disciplina, organización, la cercanía de llegar a los jugadores y él ha mamado balonmano y sabe de balonmano. Hemos aprendido mucho de él, es una pena porque queríamos seguir aprendiendo, pero estamos eternamente agradecidos. Le deseamos lo mejor”, terminó Ruiz.

 
 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 28 de noviembre de 2020. ¡Suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).