El Fernando Argüelles comenzó este martes 4 de agosto a sentir de nuevo el Balonmano con el primer contacto de la plantilla del ahora ‘Iberoquinoa Antequera’ que tiene el reto de subir a Asobal por tres motivos: la afición y pasión por el Balonmano en Antequera, la plantilla conseguida y como homenaje a José Jiménez, que nos dejó el año pasado y soñaba ver el nombre de su tierra en lo más alto del Balonmano, según nos expone su entrenador Lorenzo Ruiz.

 

El lunes 3 de agosto, el Club realizó tests serológicos a toda la plantilla y cuerpo técnico, dando todos negativos, por lo que el martes 4 pudieron empezar a entrenar en el Fernando Argüelles. Control de temperatura previo, primeros contactos con el balón e inicio de consejos para concentrarse de cara al inicio de la temporada.

Tras un final de temporada inusual y polémico por no dar opciones de ascender directamente o jugar la liguilla de ascenso, tienen ahora por delante casi dos meses para el inicio de la nueva temporada, con la incógnita de qué pasará con el desarrollo de la pandemia y la afluencia de público a las gradas.

Antes del último fin de semana en el que se prevé al inicio de la competición, entrenamientos y partidos de preparación. En casa el primero será ante el Puente Genil, el viernes 28 de agosto que servirá como presentación a la afición.

Luego, la Copa de Andalucía marcará el ecuador de la misma, visitando al Cajasur de Córdoba el 4 de septiembre y recibiendo en casa al Trops Málaga el 18 de septiembre. Puede que haya algún partido más. Todo ante el inicio de la temporada, el fin de semana del 26 al 27 de septiembre en el Fernando Argüelles frente al Torrelavega.

El técnico: cumplir el sueño de Pepe Jiménez, ascendiendo a Asobal

Ante el inicio de la nueva temporada, Lorenzo Ruiz busca “una normalidad muy extraña, pero lo primero es la salud”, por lo que están buscando cómo adaptarse a los protocolos. No era obligatorio, “pero por conciencia y ética, hemos hecho un acto de buena fe” al realizar los tests a toda la plantilla que es “un colectivo de jugadores entregados con un compromiso brutal y el cuerpo técnico está muy feliz”.

Rafa Baena “es un fichaje internacional, de primer nivel, lo mejorcito que podía venir a Antequera; y Diego es un chaval chileno, un guerrero que se va a adaptar a la forma de jugar y al grupo”. Un nuevo nombre para conseguir el objetivo de ascender a Asobal: Iberoquinoa Antequera. “Después de la desgracia que pasó el año pasado, la familia ha seguido apostando por el Balonmano. Desde aquí estamos eternamente agradecidos, como sabe Angustias y su familia; y nuestra obligación ahora es llevar esta marca de la mejor manera posible e intentar conseguir el sueño de Pepe, que no era otro que subir a Asobal”.

Aunque el objetivo, como siempre es: “Primero, quedar de los cinco primeros para pasar a la siguiente fase; y si la cosa va bien, no hay lesiones y todo va como tiene que ir, el objetivo tiene que ser subir”, todo con la pandemia “esta incertidumbre es la que nos preocupa”.

A la afición le pide “que tenga paciencia y que en función de cómo vaya todo, en septiembre ya lanzaremos” la campaña de abonados. En principio son 800 personas las que pueden entrar en el Pabellón Fernando Argüelles.

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 8 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).