El Fernando Argüelles acoge este sábado 10 de febrero a las 18 horas el choque liguero correspondiente a la decimoctava jornada en División de Honor Plata que mide al Conservas Alsur Los Dólmenes, segundo clasificado con 25 puntos, frente a Viveros Herol Balonmano Nava, tercer clasificado con 24 puntos. 
Tras el tropiezo de la semana pasada en su visita a Covadonga, los pupilos de Lorenzo Ruiz vuelven a jugar en el fortín antequerano con una única idea en mente: conseguir el triunfo y mantener el pulso con el Balonmano Alcobendas, rival directo del que están a dos puntos y que quizás sea, por resultados y plantilla, el equipo más regular de la Liga. 

Esta semana afrontan otra final. Viveros Herol Nava, en tercera posición, a tan solo un punto por detrás, visitan la ciudad de Los Dólmenes con el objetivo de derrotar a los antequeranos y asaltar la segunda plaza: “La Nava es quizás el equipo más completo de la categoría; se ha gastado mucho dinero para hacer un equipo de ascenso”, explica el técnico antequerano Lorenzo Ruiz, que avisa del potencial que tienen esta semana en frente, destacando sus habilidades en portería, en defensa y en zonas de lanzamiento exterior. 

El antequerano subraya que el equipo no debe tener ansiedad por el hecho de caer derrotados en algún encuentro porque han “cumplido el objetivo de la permanencia”, que era el reto que se marcaron a principio de temporada. Ruiz revela que uno de los alicientes que han llevado a este equipo a ocupar la parte alta de la categoría de plata del balonmano español es precisamente la unidad y el hecho de no achantarse y “jugar de tú a tú a todos los rivales”.  

Tras Alcobendas, Nava es uno de los rivales a batir más difíciles de toda la categoría, como afirma Ruiz “un equipo hecho para subir”, por eso el Argüelles tiene que rugir y convertirse en un fortín. Con Dani Podadera, fichado recientemente y con toda la plantilla prácticamente disponible a excepción de Guille de la Sierra, Escobar y Jesús que siguen recuperándose de sus lesiones, los antequeranos afrontan el choque “con muchísima ilusión” y ganas de volver a ofrecer una buena imagen frente a la afición dejando la victoria en casa y sumar dos puntos vitales para luchar por el ascenso a Liga Asobal.

Para ganar, Ruiz asegura que la clave está en la defensa: “Hay que defender muy fuerte, arriesgando bastante en anticipación para intentar robar balones y después jugar al contragolpe”. El antequerano asegura que a excepción de otros equipos frente a Nava “no se puede entrar en el juego pasivo y táctico, porque en ese caso nos pasan por encima”. El truco para hacerles daño “es correr y aguantar mucho el ataque posicional, para que nuestros jugadores tengan posibilidades al uno contra uno en los lanzamientos exteriores”, sentencia Ruiz. 
Más información, edición impresa sábado 10 de febrero de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).