Tras las dudas, la incertidumbre y el rácano final de temporada, la directiva y el cuerpo técnico del primer equipo del Club Balonmano Antequera trabaja a destajo en los despachos para perfilar la plantilla de cara a la temporada 2010-2011. La reducción de presupuesto será un hecho, pero el club sigue defendiendo su idea de mantener un equipo competitivo y que vuelva a ilusionar a la afición. Por las informaciones que tenemos, podemos dar fe de ello.

Los días posteriores a la conclusión de la liga se han aprovechado para ofrecer las renovaciones a la baja del grueso de la plantilla, teniendo en cuenta que Ortega quería mantener el 90 por ciento de la misma. Las negociaciones han fructificado ya en los casos de "Chispi" –ojo porque se aprovechará su versatilidad para adaptarlo de extremo izquierdo–, Nacho Soto y Nacho Moya. Luisfe y Juanan Ramos serán los próximos en dar tan particular "sí quiero", quedando pendiente a día de hoy la contestación de Danimir Curkovic aunque parece difícil su continuidad por razones estrictamente económicas.

Por tanto, las bajas que ya se conocen o se perfilan son las de Alexis Rodríguez (que jugará en el Pevafersa Valladolid), Andersson, Trivundza, Obradovic y Prodanovic. Los balcánicos, en concreto, por no haber aceptado el recorte salarial. La continuidad de Jorge Martínez y Rafa Baena una temporada más es un hecho y por tanto el club tiene puestas sus miras en reforzar la defensa, la posición de central y la de lateral ofensivo. En este último sentido, el regreso de Chelu Cid parece ser un hecho aunque presumiblemente habrá silencio por estar disputando la fase de ascenso.