Los padres de los equipos de la cantera del Club Balonmano Torcal y miembros de la familia Soto piden a la Directiva que cumplan sus promesas, que solucionen con ellos los problemas mediante comunicación que no existe y que haya respeto con las personas vinculadas con el Balonmano en los últimos años, según nos expusieron en una entrevista a ATQ Radio, Miguel Morente, Antonio de la Linde, Miguel Ángel Soto y Francisco Soto. (Pulse aquí para escuchar toda la entrevista de ATQ Radio).
 
Padres de la base se reunieron en la tarde del viernes 22 de noviembre en la Casa de la Juventud, a la que convocaron a la Directiva que no se presentó, alegando a una reunión con una comisión, según nos apunta Miguel Morente. Los padres optaron por redactar un escrito firmado por el 95 por ciento de los padres, un centenar, que se le entregó al presidente Antonio Galán, antes del partido del sábado 23 ante el Pozoblanco. De la Linde se muestra preocupado porque los chavales no han pasado ningún reconocimiento médico. Morente apunta que aunque la Federación no lo exige, al menos sí piden que cada licencia esté firmada por un médico, lo que supone que pasarían reconocimientos o vigilancia médica.
 
El Club no tiene ahora mismo un coordinador de la base, puesto que se anunció en principio para Guillermo Klein, y ahora para Eduardo Izquierdo, "al que los padres no le hemos visto en ningún entrenamiento ni partido de la base". El año pasado el entonces directivo Juan Carlos Ariza se responsabilizaba de la relación con la Directiva y Francisco Soto, era quien organizaba los partidos, desplazamientos y peticiones de los equipos, funciones que a día de hoy no desarrolla nadie.
 
En cuanto a la cuota por niño, apuntan que los 180 euros iniciales los han pagado casi todos los padres, dudando que haya un 40 por ciento que no haya pagado, como dijo Galán. Argumentan que en caso que fuera cierto, se falta el respeto al resto que han pagado que es la mayoría. Sí apuntan que hay padres que se han negado a pagar los dos abonos, 110 euros, hasta que no vean las camisetas de los niños. Mientras tanto, el equipo alevín tiene que llevarse balones de casa, ya que no hay material para entrenamientos ni partidos.
 
"Lo que queremos es que nos digan qué día nos dan la ropa, y no darnos excusas. Estamos seguros que si te las dan el día 1, el día 2 pagarán lo que resta de los padres que no hayan pagado aún", destaca De la Linde. Les dijeron que querían una respuesta antes de este miércoles 27, pero sólo han recibido un whatssap de la Directiva. 
 
En cuanto a los técnicos nuevos que la mayoría son jugadores del primer equipo, apuntan que aunque el inconveniente de que no estén en los partidos y se precise un segundo entrenador, los chavales tienen ilusión por tener un entrenador que juega en la Plata. Por cierto, Alexis Rodríguez ha anunciado que deja su puesto de entrenador de la base.
 
 
Escuela Municipal de Balonmano: ¿40 ó 100?
El responsable de la escuela en los últimos cuatro años, Miguel Ángel Soto, demostró en la entrevista que el año pasado hubo 108 chavales, y no 40 como dice Galán, aunque dice que padres apuntan que no van más de 10 niños. "Normalmente en mayo dejaba yo el proceso para el año siguiente y lo mandaba a todos los colegios. En septiembre los iba captando, pero en la rueda prensa de Guillermo Kleim me entero que dejo de ser responsable de la escuela". Fue Kleim quien llama a Miguel Ángel Soto para contar con él, a quien le dice que quería seguir con él, pero días después, recibió un whatssap de Galán por el que le agradecía los servicios y le comunicaba que dejaba de contar con él.
 
Galán decía en la entrevista anterior que cuenta con todos y quiere gente que sume y no que reste, al preguntarles por lo que pasó con la familia Soto, columna vertebral de la base en los últimos años. "El primer paso lo da él en rueda de prensa, donde justifica no renovar a Nacho Soto, que me parece bien, pero echarle tanta porquería encima, es una forma que te dice que no cuenta con nosotros", dice Francisco Soto. Cuando le llamó Guillermo, Paco Soto pide una entrevista con Antonio Galán, para aclarar las promesas que les hicieron y no cumplieron. Les anunció que habría un responsable de la base, que no hay aún formalmente, aunque se ha anunciado al entrenador del primer equipo. Se les ofreció una gratificación de unos 100 euros de media al mes, que sólo se dio un mes, y no se volvió a dar. Pero "cuando el proyecto de cantera no existe, sin criterios, no podemos ser cómplices del proyecto", sigue Paco Soto, que considera que se ha desaprovechado a un grupo de jugadores que podrían haber tenido más minutos y confianza en ellos. 
 
"Granollers es el equipo donde nos tenemos que fijar para la base. Tienes que traerte figuras, pero no traerte a gente de fuera para estar en el banquillo", que puede ser ocupado por gente de la base. Resumiendo, critican que no les hayan llamado para hablar y dejar las cosas claras por el bien del Balonmano en Antequera. 
 
Padres y familia Soto durante la entrevista de ATQ Radio este miércoles 27 de noviembre 
 
La solución, complicada
 
Apuntan que si se sabía que no había dinero a principio de temporada, que se hubiera ido por la verdad por delante y ser claro con los jugadores, técnicos y base. Mientras tanto, se habla de ascenso y renovaciones: "Lo que hay que tener es los pies en el suelo y saber lo que tienes y te puedes gastar, y a partir de ahí crear el proyecto", dice de La Linde.
 
"Al hablar de que los padres tengan decencia a la hora de que liquiden de lo que deben, creo que el Club tiene que tener su parte de decencia y cumplir con el 60 por ciento de los padres que han pagado". Consideran que no se tendría que haber llegado a esta situación, y que el 40 por ciento restante debería algo, pero no todo. Antonio de La Linde insiste que el malestar general es no tener ropa, pese haber pagado la mayoría. Pide que aclaren las cosas, que cumplan lo que se comprometan y lo expliquen.
 
Preguntamos si hay padres que estarían dispuestos a hacerse con el Club o la base. "Yo apostaría que hay padres que colaborarían por su hijos", pero no sabe qué solución tendrá este problema. "No hay ninguna comunicación con los padres. Hay que ir por la verdad por delante", cierran la entrevista.