El archidonés Cristian Segovia del Club Gedysa se desplazó hasta la Isla de la Cartuja en Sevilla para correr la décimosexta edición de su media maratón, sobre un circuito rápido sin apenas desnivel. A priori, Tomás Padúa y el atleta que fue olímpico en remo, Juan Manuel Florido, partían como favoritos, pero los atletas Luis Salamanca, Jose Luís Baro, el portugués Joao Paolo Castanheira y el archidonés Cristian Segovia se iban a disputar la teórica tercera plaza del podio de la general.
En los primeros metros de carrera, Tomás Padúa y Florido cogieron la directa e intentaron no dar opción a este peligroso segundo grupo corriendo por debajo de 3 minutos 20 segundos el kilómetro, a ritmo de 1 hora 10. El grupo perseguidor formado por 4 atletas, corrió siempre muy próximo a la cabeza, esperando un pinchazo de éstos. Finalmente llegó y Tomás Padúa (ganador de la pasada edición de la media maratón) empezó a ceder metros y el grupo donde estaba Cristian consiguió alcanzarlo. En el kilómetro 12, se retiró y terminaron todas sus opciones. Hasta el kilómetro 14, el archidonés del Gedysa, seguía teniendo opciones de subirse al cajón y dando la cara en el grupo para intentar recortar metros a Florido.
No fue posible y Cristian empezó a ceder algunos segundos que fueron decisivos para perder las opciones al podio de la general. Pero el atleta, tras un derroche de energía en los 3 últimos kilómetros, y ya sin apenas ritmo de carrera, consiguió frenar las envestidas de Francisco Toledano, atleta que venía muy fuerte desde atrás. La sorpresa llegó cuando entró en meta a tan sólo 20 segundos de su mejor marca en Sevilla Los Palacios del 2009, consiguiendo el segundo puesto en la categoría absoluta y quinto de la general con un registro de 1 hora, 13 minutos y 11 segundos.