La Residencia del Conde Pinofiel de Antequera está padeciendo gravemente ya el brote de COVID-19 que se ha cobrado con 2 fallecimientos y 18 positivos entre los residentes, más al menos 6 trabajadores, según comunican este viernes 23 de octubre.

La residencia ya llevaba tres semanas cerrada a las visitas de familiares por medidas preventivas y el martes 13 surgió el primer positivo y tras hacer las pruebas a los 31 residentes y 30 trabajadores, 16 dieron positivo, en un inicio sin gravedad, según fuentes asistenciales. Se declaró el brote el sábado 17 de octubre y esta semana se está agravando.

Desde la Residencia se procedió con el protocolo establecido y desde el Hospital se ha tenido que medicalizar el centro, para no tener que trasladarlos al centro hospitalario, siguen las mismas fuentes. Entre el primer caso y este viernes, son ya dos las personas fallecidas, una esta madrugada.

El surgimiento del brote les ha pillado por sorpresa, ya que llevaban quince días sin visitas y extreman las precauciones, pero como se está observando en las residencias de todos sitios, el virus entra sin avisar y afecta a comunidades de este tipo.

Pero con el paso de los días se está agravando la situación, se han repetido test, están surgiendo más positivos, ya van por 20 de los 31 residentes, de los que 2 han fallecido y varios están graves, así como personal de la residencia ha tenido que ser confinado. Desde el Hospital están actuando como marcan los protocolos.

 

Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 24 de octubre de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).