El investigador antequerano destaca que “tenemos que conocer el sistema inmunológico de la gente para saber porqué unos se infectan y otros no”. Antonio Alcaide adelanta que “la vacuna lo que va a hacer es que la enfermedad o la infección sea mucho menos grave, igual o en cierto modo más potente que la mascarilla”. Por eso insiste en lavarse las manos, mantener las distancias y el buen uso de la mascarilla.

 

En el inicio de la pandemia fue una de las personas que transmitió tranquilidad y confiar en los investigadores. Hoy, siete meses después, le entrevistamos en profundidad para que nos analice cómo está la situación en el mundo, destacando la prevención con la mascarilla, los estudios sobre el tratamiento y cómo va la carrera por la vacuna. Se trata del destacado científico que fue director de investigación del Grupo “Boots” en Inglaterra que desarrolló desde 1982 el ibuprofeno como medicamento universal; así como trabajó en el equipo “Grünenthal Group” de Alemania. 

Ha vivido entre España, Francia, Inglaterra y Estados Unidos, estando en los últimos años con domicilio en Madrid. Tienes tres hijos: Juan, nacido en París, está apoyando a sus hermanas desde Colombia “en sus ratos libres” con modelos matemáticos sobre la evolución de la pandemia. Su trabajo actual, entre otros, es revisar y controlar de parte de la ONU las estructuras de puentes binacionales en el área de Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Panamá. María Luisa, médico, nacida en Filadelfia y bautizada en la iglesia de San Miguel de Antequera, dirige varios proyectos de investigación sobre COVID-19.

Son de resaltar los ensayos de la vacuna de Moderna con mil voluntarios. Este estudio de fase III fue presentado por el vicepresidente de los Estados Unidos, Pence y por ella. Otro proyecto importante es el que lleva a cabo con su hermana Pilar, sobre los perfiles inmunológicos de un grupo de 45 pacientes de COVID-19. María Luisa es profesora en la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami. Pilar es inmunóloga de gran prestigio, premio nacional de investigación en el 2018 y profesora en TUFTS University en Boston. Sin duda, la familia más científica e investigadora con sangre antequerana.

Le pilló el inicio de la pandemia en Estados Unidos, donde tardó en regresar a nuestro país. Ahora reside en Madrid, donde le entrevistamos por vídeoconferencia este martes 6 de octubre. Con él abordamos cómo está el mundo, qué se espera de las vacunas y la necesidad de estudiar el sistema inmunológico.

 

 

Tener confianza y combatir con el virus con la mascarilla, distancia y lavarse las manos

Le preguntamos cómo lleva la comunidad científica el desarrollo de la vacuna, ante lo que nos responde que bien, pero que mientras tanto hay que usar la mascarilla para reducir el impacto de los virus: “He estado muy en contacto no sólo en Estados Unidos, sino por todo el mundo. El virus es contagioso, pero sobre lo que hay que hacer hoy por hoy es tener confianza y respetar las normas para eliminar cualquier posibilidad de transmisión del virus. Los que saben mucho más de la mascarilla dicen que hacen muchos años, cuando no existía la vacuna de la viruela, se hablaba de un proceso de variolización que no es más que buscar métodos para que hagan el virus menos agresivo al no existir todavía vacuna. La profesora Mónica Gandhi, que es muy respetada en todos los medios científicos, decía hace dos semanas: ‘Estoy convencida de que la mascarilla es absolutamente fundamental’. La mascarilla lo que hace es aquella vieja teoría de variolización, protege de alguna forma a la transmisión del virus. Pero luego hay una cosa importante y es que si la mascarilla se usa correctamente, lo único que se está haciendo es que el principio, la entrada, la concentración de virus que entra es menor, con lo cual estamos produciendo un poco de protección en tanto en cuanto llegue la vacuna. Las vacunas protegen un 30 o un 40, 50 o 70 por ciento, pero lo que sí hace la vacuna es que inciden en ese proceso de variolización, es decir, la vacuna lo que va a hacer es que la enfermedad o la infección sea mucho menos grave, igual o en cierto modo más potente que la mascarilla. Hay que tratar de evitar los sitios cerrados. Hay que evitar los sitios mal ventilados. Grandes personas como son el profesor Fauci, al que le tengo todo mi respeto… me dice que a él lo llaman seis presidentes y es el único que sale cuando el amigo Trump dice alguna cosa a desmentirlo. Pero es que Mónica Gandhi hace un par de semanas ha hecho un estudio con muchos enfermos con mascarilla y sin ella y ha llegado a la conclusión de que la mascarilla, no es que sólo sirva porque sí, sino porque contribuye con ese proceso de vacunación entre comillas que es lo que se va buscando con ella. La vacuna no va a proteger a todo el mundo, la vacuna lo que va a hacer es que la enfermedad sea mucho más leve”.

Desde que empezó esta situación, mucho se ha hablado de dónde está el virus. ¿Está en el suelo, en el aire?: “Lo que se sabe en estos momentos y se admite, es que cuando hay un estornudo de alguien que tiene el virus o una tos, esas micropartículas que contienen el virus hay que evitarlas porque son contagiosas. Parece ser, y en esto hay controversia, de que si el virus está por ahí por el aire ¿cuánto puede durar en ella? De ahí viene que nos lavemos las manos porque no sabemos lo que hemos tocado. Personalmente yo voy una vez por semana al supermercado, me pongo una mascarilla especial, y cuando salgo llevo en el coche un antiséptico, pero cuando llego a casa me lavo las manos y me pongo el antiséptico. Tener idea de que se pueden tocar muchas cosas y que hay que lavarse las manos como antes, nada nuevo”.

 

 

 

La relevancia del sistema inmunológico en el día a día

Sabemos que usted es uno de los científicos que más insiste en conocer el sistema inmunológico. “Miremos al virus y al enfermo infectado. No al contagiado porque estoy seguro de que el 80 por ciento de esos contagios se van tranquilamente a su casa y después de unos días de medio fiebre, cursa como una gripe normal. ¿Qué ocurre ahora con el remdesivir? Como dice mi amigo Fauci, en esta situación de emergencia, el remdesivir que tiene un 30 por ciento de efectos beneficiosos, hay que usarlo. ¿Pero cuándo? Este mes va a ser interesante porque vamos a saber cosas de vacunas, antivirales, sistema inmunológico... Mi hija en Miami lleva lo de vacunas, un ensayo clínico importante con plasma de convalecientes en espera de que llegue la vacuna. Mucha gente me pregunta de por qué hay algunos que no contraen el virus y otros sí. Esto es porque no hemos estudiado aún lo más importante que son los aspectos inmunológicos de la enfermedad. Existen sistemas inmunológicos distintos más activos o menos activos o mejor regulado”.

¿Estamos ya padeciendo que nuestro sistema inmunológico ha cambiado tras tantos cambios en nuestras vidas en los últimos años?: “En un escrito mío hablo de un personaje que fue amigo mío que murió en 2007, era un gran investigador americano, muy buena persona. Era un tipo curioso porque era de origen griego y era el padrino de Pete Sampras, el tenista. Ése fue el que creó el interés por el sistema inmunológico moderno, hablo del año 1982. Al principio se hablaba de regulación del sistema inmunológico y luego de una disfunción inmunológica, respuesta inflamatoria y ahora se habla de una cosa que me hace mucha gracia que es de una ‘tormenta inmunológica’. Eso ya se dijo hace muchos años. Recuerdo en un seminario que di en Houston, donde me dijeron que los bioquímicos inventábamos cosas… En mi opinión el virus, una de las cosas que hace al final de la historia, y no es nuevo del virus, es el shock séptico y buscan y no hay bacteria, infección… es el propio sistema inmunológico que los mata. El sistema inmunológico se vuelve loco y ese virus lo vuelve loco y lo que se está utilizando es el tocilizumab. Ahora se habla de la dexametasona… Todos van a lo mismo, a la raíz, pero a ciegas del sistema inmunológico. ¿Cuándo se va a tener una idea clara de cómo funciona el sistema inmunológico de la gente? Pues yo espero mucho del trabajo que van a hacer mis dos hijas. Son 45 enfermos y han empezado a estudiar cuál es el perfil inmunológico de los que están muy mal frente a los que llegan al hospital y están bien, así de simple. Hay otra gente que está haciendo esto también, pero hace unos días me mandó mi hija Pilar, la inmunóloga, y está esperando las muestras de Miami para trabajar. Tenemos que conocer el sistema inmunológico de la gente para saber porqué unos se infectan y otros no”.

Esperando la vacuna: la prioridad de cada país y la de ofrecerla a toda la población mundial

Van pasando las semanas y los investigadores van a marchas forzadas para lanzar la vacuna. ¿Qué sabe?: “Hay un riesgo con las vacunas, aunque yo espero mucho de octubre, pero también el riesgo que tengo son los políticos. En Estados Unidos hay un proceso electoral en marcha y me temo que se presente como éxito político eso de ‘yo soy el primero que ha llegado a la vacuna’. Espero que no sea así porque pensemos que la vacuna no va a solucionar todo, pero va a lograr en un número de gente de que funcione. Y en el otro número de gente se va lograr de que la enfermedad sea mucho más suave. Es muy importante el vacunarse contra la gripe como siempre”.¿Y cuál será la vacuna que haya que ponerse? “En estos momentos, como estamos en una emergencia que se está inflando con más test y demás, han aparecido vacunas de todos los colores. Yo creo que las vacunas que van más avanzadas son las de Moderna, Oxford… hay siete u ocho vacunas. Hay laboratorios que han dicho que no quieren ningún beneficio con la vacuna, otros han dicho que van a vender la vacuna y además quieren beneficio, es el caso de Moderna... Lo ideal sería que todos lucharan por tener una vacuna, pero como hay varios orígenes vamos a ver cuál de ellas es la que presenta una mejor eficacia, si son las basadas en tecnología de ácido nucleico, como digo yo, o bien con fragmentos de virus, o bien con virus desactivados. El problema es que desgraciadamente se está mezclando mucho con esto la política y todos quieren ser salvadores”.

¿En qué fecha se podría tener una vacuna suficientemente preparada?: “Están hablando de final de año, pero hay procesos electorales importantes ahora el 3 de noviembre en Estados Unidos. Hay un riesgo por mucho que los grandes investigadores lo digan. Hay un aspecto que es la seguridad de la vacuna. No quiero que se me olvide un producto español del que en octubre tengamos resultados. La Agencia Española del Medicamento con buen criterio autorizó tres ensayos clínicos con un producto que se llama Aplidin desarrollado por la compañía Pharmamar. Parece ser que los humanos tenemos una proteína que le gusta al virus y el Aplidin bloquea esta proteína. Parece que los primeros resultados se van a dar a mediados de octubre. Aplidin va a impedir que el virus esté a sus anchas por el organismo”.

Cuando salga una vacuna, la investigación la respalda y si se comercializa o se utiliza es ¿porque se han hecho las comprobaciones mínimas necesarias?: “Con las vacunas hay gente muy responsable como Anthony Fauci que es un gran científico del cual nadie dirá nada mal de él porque es una persona que sabe mucho y lo que le gusta es ayudar… Él dice que lo que le ha dicho a la todopoderosa FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos), que es la que aprueba o desaprueba las vacunas y fármacos, es que las condiciones de seguridad hay que mantenerlas siempre”.

¿Será una vacuna para toda la población o sólo para los grupos de riesgo?: “El principio de salida de una vacuna viene del grupo de biotecnología, hay muchos grupos buenos en España y en el extranjero, que lo hacen. El problema es hacer esa vacuna a escala de millones de dosis. Hay que empezar a vacunar con criterio empezando por todo el personal sanitario, la gente más desfavorecida y luego el resto. Tiene que haber dosis para todo el mundo. Todo esto está muy bien para países en vías de desarrollo porque si tú demuestras que un extracto es activo frente al virus, pero eso no lo van a permitir en las ciudades del bienestar. Existe una planta que es un parásito que surge en el castaño y el extracto parece ser que es bueno y están ensayando en algunos países del tercer mundo”.

Aparte de la política también estará el tema económico de las farmacéuticas. “Claro, pero ¿qué farmacéuticas tienen suficientes fondos? Pues tienen fondos la Merck, Sanofi, Astra… cuatro o cinco que se pueden permitir esto. Las compañías de biotecnología tipo Moderna están siendo muy subvencionadas”. ¿Cuál cree que será la vacuna que se implante en España?: “Estamos un poco a lo que diga la Unión Europea. Al principio tenía muchas esperanzas en la vacuna de Oxford-Astra. Creo que el resultado negativo que ha aparecido en un enfermo con efectos secundarios neurológicos no tiene nada que ver con la vacuna. Entonces la vacuna continúa su desarrollo. Creo que en Europa, aunque hay varias opciones, se van a inclinar más por la de Oxford-Astra, aunque viene pujando muy fuerte Merck”. ¿Y para cuándo, finales de año principios de 2021?: “Sí. Mientras tanto yo insisto mucho en las precauciones que hay que tomar con cierta lógica”.

 

 
 

Esperando a que llegue la vacuna y que llegue a toda la población

¿Cuándo llegaremos a que se vacune toda la población española y mundial?: “Yo espero que en el año 2021 sea un año de vacunación masiva, pero insisto en lo de siempre y es que la vacuna tiene sus límites. Las investigaciones se están haciendo para nuevos antivirales y espero mucho de saber el perfil inmunológico de los pacientes. Para mí va a ser fundamental”. Nos queda por tanto un 2021 con mascarilla y con mucha protección: “Nos queda un 2021, por lo menos la primera parte del año, los primeros tres meses. Hay que tener precaución y es un error poner al malo de la película a los restaurantes y los bares, ellos hacen lo que pueden y hay que pensar un poco también en lo que es el sistema productivo, gente que vive de su trabajo. Lo que sí creo que es importante es que todos colaboremos para evitar la propagación del virus”.

¿Se ha producido este virus de forma natural o es un producto químico que ha salido de laboratorio?: “En estos momentos se acepta que existen del orden de 1.550 virus cuyos efectos no se saben, que se han hecho en laboratorio y que no conocemos. Este coronavirus es uno de estos 1.550 virus que están manipulando en laboratorio y que se ha escapado…”. 

Estudió en el Pedro Espinosa y hay una profesora allí, María Matilde Ariza, que habla que lo fundamental es invertir en salud y educación ¿usted insistiría en lo mismo?: “Absolutamente. Yo para terminar diría que esta sociedad, entre comillas feliz, que ha vivido feliz en su mediocridad se encuentra ahora con esto… La evolución en Estados Unidos es muy curiosa. El americano piensa que cómo le puede pasar esto que soy el más poderoso del mundo. Al final aceptan la realidad y acaban diciendo la verdad… Una cosa que no acepta la sociedad americana es mentir… Mi recomendación final es prudencia, no nos dejemos influir por las cifras mareantes, pensemos que lo de los contagios y tal, ahora se hacen muchos pcr…”.

 

 

Con ganas de volver a Antequera y charla con María Matilde Ariza

“Tengo muchas ganas de volver por Antequera porque hace tiempo que no voy. Salí de España el 25 de febrero con idea de volver el 31 de marzo y no pude volver hasta final de julio. Lo que pasa es que me ha servido de mucho para aprender y he estudiado mucho”. Termina nuestra entrevista con Antonio Alcaide García, un referente en el mundo de la investigación, que nació en la calle del Río, creció estudiando entre La Salle y el Instituto Pedro Espinosa, y que le gustaría tomar un café en su próxima visita a Antequera, con la recientemente premiada química del Pedro Espinosa, María Matilde Ariza. Se prevé un interesante café entre dos químicos, con el Pedro Espinosa y Antequera como nexo de unión. Mientras tanto, habrá que esperar la vacuna, con las recomendaciones sanitarias de la distancia social, la mascarilla y el lavado de manos.

 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 10 de octubre de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).