Platería del Pino es uno de los comercios más antiguos de nuestra ciudad, ya que tiene sus orígenes localizados al menos desde 1779, según nos destaca Mateo José Almeda Gálvez, a quien entrevistamos tras darse a conocer que el Ayuntamiento de Antequera le concederá la Medalla de Plata de la Jarra de Azucenas el Día de Antequera y Santa Eufemia.

 

Esta distinción supone para su familia “una satisfacción como platería que llevamos cerca de 300 años documentados como tengo investigado. Somos tres familias que tenemos puntos de unión, tanto de sangre como del oficio de platero, en alguno de sus miembros y que dan lugar a una larga tradición de plateros que se mantiene actualmente gracias a la familia Del Pino. Se tratan de las familias Gálvez-Bermudo, Durán-Muñoz de Toro y Del Pino-Bermudo, todos ellos pertenecientes al oficio y arte de la platería, el cual tenía un duro y complejo régimen interno para dedicarse al mismo”.

 

Platero, una labor artesana complicada de mantener: “La cuestión es que hay que sacar mano de obra, de la que cada día hay menos. Ahora toda la platería está mecanizada. Hoy en día joyeros manuales se cuentan con los dedos de una mano”.

Esta distinción supone “un gran reconocimiento que una familia haya mantenido la tradición durante todo este tiempo. Tengo un anuncio de la joyería del año 1905. Como ya empezaba a haber cosas nuevas en ese mismo año Rafael del Pino aprendió el oficio de relojero y compró un local pequeño para trabajar. A partir de ahí era platería, joyería y relojería”.

Los históricos y emblemáticos comercios, algo que se debería de mantener para que no se pierdan.

 
 
 
Más información, próximas ediciones www.elsoldeantequera.com y de papel, el sábado 8 de agosto de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).