“Gracias al belén, niños y mayores, podemos aprender los valores de la humildad, la sencillez, el amor sincero....”, con estas palabras el presidente de la Fundación Díaz Caballero y promotor del Museo Internacional de Arte Belenista, de Mollina, Antonio Díaz, quiso resumir en un reciente congreso internacional celebrado en Nápoles (Italia) lo que a su juicio puede llegar a transmitir algo que para muchos es más que una afición que se pone en práctica cuando llega la Navidad.

'El belén como elemento de evangelización', fue el título de una conferencia ofrecida durante el evento, en la que repasó la creación de la Fundación Díaz Caballero que preside, y que impulsó un museo, cuya alegría que proporciona a los visitantes, “sobre todo a los niños, es el mejor pago que se recibe por esta dedicación animosa”. “El belén es una escuela de buenos sentimientos que se siembran en los niños y que cada vez que vean un belén los recordarán de adultos”, comentó.

Durante su intervención, Díaz también puso en valor la figura del belenista, alguien quien no sólo debe tener la habilidad, la técnica y la capacidad artística “para representar plásticamente los misterios de la Natividad del Señor”. En su opinión, también debe “ser humilde como lo fue San Francisco de Asís”, considerado la primera persona en la Historia que representó la Natividad, haciéndolo en una cueva cercana al Castillo de Greccio (Italia) en 1223. 

Para Díaz, los montajes que se realizan en la actualidad son un compendio de “inspiración, arte, belleza, sencillez y devoción”; que llegan a convertirse en “una auténtica oración hecha imágenes”. Por todo ello, considera que es un trabajo que no sólo debe verse desde el punto de vista de la  satisfacción artística, sino también como “una actividad firmemente enraizada con nuestro compromiso de vida cristiana” y toda una “catequesis visual capaz de transmitir mensajes de fe”.

El Congreso Internacional 'El belén napolitano como instrumento de evangelización' en el que ha participado Díaz se enmarca dentro de una muestra sobre belenismo que se celebra hasta este 14 de enero en la Iglesia de Sant'Angelo a Segno de Nápoles. Organizada por la Accademia delle Arti, Mestieri e Proffesioni, en colaboración con Rogiosi Editore, en la exposición están presentes dos dioramas cedidos por el Museo Internacional de Arte Belenista.

Una colección única

Ubicado en el Polígono Casería del Rey de Mollina, en la comarca de Antequera, el Museo Internacional de Arte Belenista cuenta con una colección única en el mundo, con más de 70 belenes expuestos en forma de dioramas, cúpulas y belenes de gran formato, y unas 2.000 figuras expuestas. A ellas hay que sumar 12 escenas de la Pasión de Jesucristo, y además, como complemento, los visitantes también puede ver en el patio exterior dos almazaras de aceite, aperos de labores agrícolas y cómo eran algunas estancias de una casa popular andaluza, tan típicas en esta zona de la provincia de Málaga.

El Museo abrió sus puertas en noviembre de 2017 como un proyecto nacido para la difusión del belenismo y para que el arte belenista cuente con un espacio privilegiado para su exposición y conservación. 

Más información, edición impresa sábado 18 de enero de 2020 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).