El 2020 puede ser el año en el que se utilice un edificio que debió abrirse cuando se terminó, pero que por problemas de la empresa constructora lo dejó cerrado hasta que tras varios años, este miércoles 27 de noviembre se pudo comenzar una obra municipal para adaptarlo a las normativas actuales y poder sacarlo a concurso a principio de 2020, según nos comunica el teniente de alcalde de Programas Sociales, Alberto Arana.

 

La empresa Rofez está desarrollando la partida de 40.000 euros “para poner en marcha los suministros, adaptarlo a las normativas de 2019 para poder sacarlo a concurso”, explica Arana.

En septiembre “ya anunciamos que íbamos a comenzar y tras los trámites administrativos se ha podido iniciar este miércoles 27”. La idea es “ponerlo en marcha lo antes posible, pero depende que la empresa concluya, cosa que nos ha prometido tenerlo listo para antes de final de año”.

Se sacará a concurso para todas las empresas que estén interesadas como centro de estancia diurna y sobre la campaña y el uso del colectivo de Alzheimer nos expone: “Eso depende de la empresa concesionaria, nosotros no podemos condicionar a nadie”.

Y en cuanto a la recogida de firmas: “Valoramos la labor del colectivo, pero todos los demás que existen tienen los mismos derechos”.

 
 
Más información, edición impresa sábado 30 de noviembre de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).