Un bebé ha sido salvado tras estar atragantándose en la tarde del martes 8 de octubre en Antequera, momento en el que la rápida intervención de la Policía Local, seguida de un reconocimiento en la Clínica 24 horas y posterior traslado al Hospital de Antequera, han evitado una tragedia, según fuentes presenciales y participantes en la actuación.
  Al parecer, una familia iba corriendo por la zona de San Agustín con un bebé que le costaba respirar y tenía flemas saliéndole de la boca, percatándose un Policía Local de paisano y una pareja de agentes de servicio que se acercaron y al comprobar la situación le practicaron la reanimación inicial a la criatura.
 
Mientras llegaba la ambulancia y ante la cercanía de la Clínica 24 horas, personal sanitario del lugar siguió con los primeros auxilios para comprobar que el peligro estaba superado, con los pertinentes masajes en estas circunstancias, hasta que llegó la ambulancia, siendo trasladado al Hospital.
 
Allí, tras explorarlo y ver que había evolucionado, está en observación evolucionando favorablemente, según fuentes sanitarias y con la posibilidad que quede ingresado la noche por precaución y se le dé el alta este miércoles por la mañana.
 
Sin duda, un nuevo ejemplo de lo vital que es saber reanimar a un niño o un adulto cuando tiene una parada, en este caso, producida por un atragantamiento, quizá de un pequeño objeto u otra circunstancia.
 
 
Más información, edición impresa viernes 11 de octubre de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).