El Hotel Bar-Restaurante Castilla, conocido por los antequeranos como el ‘Juanchi’, recibirá la Medalla de Plata de la Jarra de Azucenas el próximo lunes 16 de septiembre en el acto institucional con motivo de la conmemoración del Día de la Ciudad.

 

Hablamos de un establecimiento que remonta sus orígenes a la primera década del siglo 20 en el mismo lugar en el que se encuentra ahora, en la calle Infante don Fernando, en una de las ‘Cuatro Esquinas’.

El ‘Castilla’ es conocido por todos los ciudadanos de una forma muy positiva. Sus míticos huevos alfombrados, sus bombas con un mojo picón especial, unas albóndigas inconfundibles o los extraordinarios menús del día son muy valorados por los clientes, que se convierten en amigos con el paso del tiempo en ese local gracias al amable trato de los hermanos Vidal Calatayud (Manolo, Juanchi y José), regentes del establecimiento, que te hacen sentir como de su propia familia.

El alcalde de Antequera, Manuel Barón, confirmó esta noticia este lunes 29 de julio, concediendo un merecido reconocimiento a “toda una institución en el sector de la hostelería de nuestra ciudad”.

Este negocio abrió en torno a 1907 como “Casa de Bebidas y Gaseosas”, siendo traspasado más tarde a Juan Vidal Gallardo “Juanchico”, abuelo de los actuales dueños. Los hermanos Vidal Calatayud son la tercera generación de su familia que regentan este negocio, ya que además de su abuelo, también fue responsable su padre, Cándido Vidal Gómez, que falleció muy joven provocando la entrada al negocio de los actuales responsables desde muy temprana edad.“

Ha sido una sorpresa que recibamos este premio”

Hemos hablado con uno de los hermanos Vidal Calatayud para saber cómo se sienten en este mítico establecimiento ante este reconocimiento. Así, Juanchi nos confiesa: “Fue una sorpresa, me llamó el alcalde y me dijo que habían pensado en nosotros. Muchas veces cuando le daban premios a alguien, siempre decía qué ilusión. Nos ha llegado la hora, aunque hay mucha gente en Antequera que lo merece”.

Muchos años de dedicación a un establecimiento que se ha ganado el cariño de la gente: “Lo tuvo mi padre y antes mi abuelo, Juanchico. Luego mi hermano Manolo lleva 47 años trabajando y yo llevo 40. Ha pasado mucha gente por aquí, nos acordamos de grandes clientes, que se convierten en amigos como Manolo Borrajo, Manolo Berrocal, mi maestro Francisco Ruiz Rodríguez ‘Pachín’, nuestro samigo Luis, que ha estado trabajando con nosotros muchos años, Rafa, que es nuestra mano derecha ahora, o Paco que lleva muchos años en la recepción del Hotel”.

Tanto Juanchi como cada uno de los 12 trabajadores que componen la plantilla de este negocio desprenden alegría a la hora de trabajar, quizá esa es la fórmula de su éxito después de tantos años: “Me voy al bar y me voy contento. Me gusta esto, es nuestro bar”, asegura Juanchi.

Sobre la gente que frecuenta el bar, Juanchi afirma que son una ‘familia’: “Los clientes son amigos. Te encuentras muchísimos amigos por todos lados. Cuando vas paseando o a hacer algún trámite por Antequera, la gente te tiene mucha estima y te agradece cómo lo tratas aquí”.

 

 

Más información, edición impresa sábado 3 de agosto de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).