El Hospital de Antequera amplia su abanico para la detección precoz del Cáncer de Cérvix o cuello de útero yendo a la causa principal, el Virus del Papiloma Humano (VPH). Así, se realiza la prueba del VPH, que se contrasta con la citología para certificar el riesgo de cáncer.

 

La prueba es una técnica molecular de detección del ADN del virus, una prueba “más sensible y específica con resultados altamente fiables para poder prevenir el Cáncer de Cérvix”, han explicado desde el Hospital. La prueba se realiza a mujeres de 30 hasta 65 años.

Sobre el VPH, es la infección de transmisión sexual más frecuente y el 80 por ciento de las mujeres sexualmente activas se infecta por algún tipo de virus a lo largo de su vida.

No hay tratamiento para el VPH, aunque en la mayoría de los casos evoluciona espontáneamente a la curación. Este proceso puede durar varios años.

Sin embargo, esta posibilidad de remisión no elimina los riesgos de contagio ni se porduce en el cien por cien de los casos, existiendo siempre el riesgo de desarrollar cáncer de cérvix.

La comprobación con la nueva técnica explicada anteriormente permite que en caso negativo la validez de estas pruebas se extienda hasta cinco años cuando antes, solo con la citología, llegaba como mucho a tres. 

Más información, edición impresa sábado 13 de julio de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).