Poco a poco van desapareciendo y nos seguimos haciendo la misma pregunta: ¿cuál es el futuro del papel? El kiosco Lucas, situado en la emblemática Plaza de San Sebastián y regentado por Antonio Bermúdez Cobos (Antequera, 15 de julio de 1972) cerró sus puertas para siempre en la tarde-noche del lunes 3 de junio.
 
¿Las razones? “Qué te digo. Es otra etapa de mi vida, vamos a ralentizar un poco. Ya está bien de echar horas de más, fines de semana... Ahora toca dar un cambio a mi vida, tener más tiempo para mí”. En el quiosco “llevo exactamente 25 años larguillos, desde el año 1994. Antes, estuvo mi tío Paco, conocido como ‘Pacún’ aquí trabajando. Se tiró aquí casi 30 años. Se jubiló, me hizo el traspaso y lo cogí yo y me quedé aquí hasta ahora, que hay que cambiar un poco el chip”.
 
‘He llegado a vender los periódicos por cientos’
El cliente ha evolucionado mucho: “En general, están los negocios complicados, hoy hay mucho internet y mucha información para el cliente. La prensa cada día está peor, el papel también y los libros, las revistas... Ahora hay una nueva generación de clientes, tienen otra manera de pensar y este negocio o te renuevas o te quedas atrás”.
 
Ahondamos algo más en un asunto que preocupa entre el sector de la prensa y es el papel que juega internet hoy en día: “Te hablo que antes he llegado a vender los periódicos por cientos. He llamado a la distribuidora para que cortara el servicio y ella misma me ha dicho que la cosa va cada vez peor, cada vez colecciona la gente menos, hacemos más uso del internet... Personalmente creo que esto tiene los días contados”.
 
Veinticinco años dan para mucho, donde han pasado cientos y cientos de clientes antequeranos en busca de su prensa local, provincial o nacional. A ellos, este quiosquero de toda la vida les dice con voz temblorosa: “Me faltan palabras, son amigos, compañeros, familia... Agradecimiento extremo. He dependido de ellos toda la vida. Simplemente darle las gracias y un abrazo muy fuerte a todos. La vida sigue”.
 
Gracias por formar parte de un oficio que nunca debería acabar. Más información, edición impresa sábado 8 de junio de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).