Juan Trujillo y Alberto Arana ofrecieron los números de la “aventura solidaria” de los Playmobil en Antequera que, aunque les cuesta mucho tiempo y sacrificio, ya piensan en la próxima, con la idea que sea una parte fija de la campaña navideña buscando la ayuda a colectivos y personas necesitadas y una oferta para atraer a más visitantes.

 

Alberto Arana considera la experiencia de este año como “muy positiva, además del resultado, mucho trabajo y hemos tenido beneficios en muchos sentidos. No solo hay que valorar el dinero, también lo que aprendemos tras estar unos días con gente que necesita que los escuchen y no solo dinero para seguir viviendo”.

Siempre le preguntamos a Juan Trujillo si repetiría organizar de nuevo algo similar y, aunque a veces le cuesta decir que sí por lo complicado que es, este año apuesta hasta por fijarlo cada Navidad: “Yo creo que el proyecto se ha hecho con la intención de poderse repetir. De haber cambiado la idea de una exposición normal a un concurso, la idea de todos era de que si funciona ¿por qué no volver a repetirlo? Es como buscar un proyecto de ciudad”. 

El buscar los mejores montadores de historias de Playmobil supuso el reto de seleccionar “de unos 22 proyectos, los 9 mejores que son los que se han expuesto”. Los de la Oficina de Turismo y en el MAD son coleccionistas “que se pusieron en contacto con nosotros una vez ya acabado el plazo de presentación”. 

Para Trujillo, “la calidad de la exposición es la mejor que hay en toda España, si vemos las cifras, más de 500 personas han venido de fuera de Andalucía”, lo que evidencia que atraen a gente hasta Antequera. 13.149 han sido las entradas vendidas esta vez, por encima de las 11.891 del Belén de Playmobil de 2015; aunque por debajo de las 17.250 personas de “Los Clicks toman Antequera” en 2011 y las 33.759 de 2013 en la Plaza de Toros.

Les hubiera gustado mayor implicación del antequeranos, que solo ha comprado 2.038 entradas, pero se muestran contentos de “la gente que ha venido aquí porque la calidad de Antequera no ha cambiado con los años anteriores. Hay muchos youtubers que se dedican a esto del Playmobil, que se han ido muy contentos, que el proyecto esté dividido en distintos sitios les ha encantado. Al menos han estado un día en Antequera”. 

Con el tercer puesto de visitas de las exposiciones organizadas con anterioridad: “Como proyecto es el mejor que hacemos, nosotros somos exigentes; aunque yo me esperaba al menos 20.000 personas como mínimo, pero seguiremos trabajando”, apunta Trujillo.

Destino de los 21.644,64 euros restantes

En breve, retomarán reuniones con los colectivos (Cáritas de Antequera, FIREUMA, casa Retama, Corazones Solidarios, Autismo Antequera, CASIAC, Comedor Social, Prolibertas, la Plataforma Antequera Solidaria y la propia Aventura Solidaria) que les han ayudado a mantener abiertos los lugares de exposición y como les dijeron “antes de empezar el proyecto, a su término estudiaremos el reparto más equitativo con su ayuda y necesidades”, explica Arana que añade los 24.600 euros en otras ayudas ya dadas. 

Detalles de la experiencia

La mayoría de los montadores que han venido “son referentes, de lo mejor de España, a participar al concurso, la gente tiene un recuerdo de Antequera muy bueno, aprecian mucho Antequera por lo que se monta y por el trato que se le da”, explica Trujillo.

Como anécdota “vino una persona de Canadá, que ya en Antequera conoció el proyecto y se acercó expresamente para ver la exposición, lo que te gratifica por el gancho que supone”. 

Sobre la colaboración de la Cofradía de los Estudiantes, Trujillo nos dice: “Se han implicado y están muy contentos porque han ido miles de personas y han conocido la iglesia, al final es poner en valor un bien patrimonial de Antequera. El  párroco de San Francisco, muy contento porque se ha participado un proyecto benéfico”.

Para Arana lo que más le ha llenado esta iniciativa: “Trabajar con Juan por primera vez, me ha aportado muchas cosas que quizá me faltan en mi asociación: el empeño, las ganas... faltaba alguien que me aporta mucho y él lo ha conseguido”. 

Para Juan Trujillo, le ha sorprendido gratamente en esta iniciativa: “Hay una cosa que este año me ha gustado mucho: estar más en contacto con los voluntarios, te cuentan sus experiencias personales y ahí te das cuenta del valor que tiene, le encuentras sentido a todo el trabajo cueste lo que cueste”.

Y a partir de ahora... El también policía local, Alberto Arana, tiene como “primer reto para Juan, que le he ofrecido que me ayude el próximo 6 de abril en la aventura de colores. Y ya estamos trabajando conjuntamente, aunque él no quiera... vamos a superar las 2.500 personas”. 

Y Juan Trujillo termina diciéndonos que a pesar de quitarle tiempo a su familia y su empresa, le motiva cada vez más que él sabe que “hoy estamos en un lugar privilegiado, pero cuando entras en contacto con estos voluntarios y ves el problema que tienen, te das cuenta que hoy estas aquí, pero mañana no sabes si estás allí como ellos”.

Ésta ha sido la primera de las muchas aventuras que Juan y Alberto están llamados a realizar juntos por ayudar a quien lo necesita. Hay muchas ocasiones en las que personas no se dirigen a los colectivos predeterminados para temas sociales, por lo que iniciativas como las de Aventura Solidaria llegan al instante. Y hay espíritus, como el de los pequeños Playmobil, que despiertan ese niño que llevamos dentro y nos hace volver a lo que fuimos como Juan Trujillo demuestra con su ímpetu. ¡Gracias de nuevo, Juan por su tesón; y a ti, Alberto, por enseñarnos a poner una sonrisa donde hay un problema! Un día menos para el regreso de los Playmobil para la próxima Navidad.

 

Más información, edición impresa sábado 26 de enero de 2019 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).