El nombre de Antequera brilla en nuestro continente vecino, en concreto, en la región de Machakos, en Kenia. Allí se ha hecho realidad un sueño necesario: tener agua potable. Se trata del proyecto ‘Aguas Limpias’, promovido por la Fundación Internacional del Club de Leones y que ha sido dirigido por el antequerano Justo Miguel Moreno.

 

El objetivo era construir un pozo que permitiera tener agua a los habitantes de esta zona, algo que tras cuatro años de duro esfuerzo se ha conseguido: “Ha sido espectacular. Una bendición de Dios. Ni en los mejores casos podíamos pensar que iba a salir tal brutalidad de agua”, nos asegura Justo.

Todo comenzó gracias a la congregación de Hermanas Filipenses, que compró un terreno en Machakos para comenzar con este proyecto y poder construir el pozo. “Después de muchos trámites, permisos y demás, el 25 de julio salió el agua. Fue increíble, el agua estaba a 170 metros”.

Así, en honor a la antequerana Madre Celina, que se encuentra destinada en Machakos, el Pozo se llamára ‘De María-Antequera-Nairobi’, según afirma Moreno.

“No has sacado agua, has sacado vida”

Justo Miguel Moreno recuerda emocionado el tiempo que ha durado este trabajo y no cesa en la lucha por seguir ayudando a esta buena causa: “Ahora queremos poner una ducha para los niños y ya vamos a empezar a hacer los planos de una casa de acogida”.

Asimismo, Moreno nos cuenta una anécdota, la cual hace que todo el sacrificio haya merecido la pena: “Un médico de esta zona me llamó y me dijo que no habíamos sacado, sino que habíamos sacado vida”.

Moreno también se acuerda de los antequeranos que han colaborado económicamente a través de las diferentes actividades culturales organizas por el Club de Leones de Antequera: “Cada céntimo se ha multiplicado por 1.000 litros de agua”.

Más información, edición impresa sábado 3 de noviembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).