Una furgoneta atropelló a mediodía de este miércoles 19 de septiembre, a una mujer mayor que aguardaba la llegada del autobús urbano en la céntrica Plaza del Coso Viejo de Antequera, donde tras cerca de 14 minutos, llegó la ambulancia que la trasladó al Hospital de Antequera tras padecer heridas en sus piernas, según testigos presenciales y que ha sido ingresada, apuntan fuentes del centro sanitario.

Al parecer, sobre las 10,55 horas, una furgoneta daba marcha atrás en la zona de vehículos del Coso Viejo cuando arrolló por detrás a una mujer mayor que esperaba el autobús urbano, según un sanitario que la atendió en el lugar.

Pese a lesionarse en sus piernas por el vehículo, intentó hasta levantarse, con la suerte que en ese momento, había por la zona dos trabajadores del Hospital que le atendieron de inmediato y hasta el propio alcalde de la ciudad, Manuel Barón, que se dirigía a una reunión en el Museo de la Ciudad para una conferencia de prensa, quien llamó de inmediato a los servicios médicos.

Aproximadamente 14 minutos después del aviso, llegó la ambulancia que, tras los primeros auxilios del personal presente, el personal sanitario la inmovilizó y trasladó lo más rápidamente posible al Hospital Comarcal de Antequera. Minutos que fueron horas, en los que quienes le atendieron le transmitieron tranquilidad a la herida.

Tras su traslado, la Policía Local tomaba nota del suceso al conductos y testigos, mientras que restos de sangre quedaban tanto en el suelo como en la rueda y parte de atrás del furgón.

A las 12,55, fuentes hospitalarias nos apuntaban que la mujer de 86 años estaba consciente y pendiente de estudio radiológico para diagnóstico, no presentaba fracturas ni hemorragias ni lesiones internas, aunque tiene importantes heridas en las dos piernas.

Ya por la tarde, confirman que pasó por quirófano para volver a suturar las heridas de las piernas y queda ingresada en el centro hospitalario, destacando que el accidente y las heridas podían haber sido mucho peores y graves.

Zona saturada de usos y muy frecuentada por personas y vehículos

Un accidente en una zona conflictiva ya que conviven la entrada y salida de zona azul, la de carga y descarga, peatones, la espera al transporte urbano (sin marquesina y lugar específico señalizado) y la entrada y salida del citado bus urbano y del tren turístico, así como de autobuses de colegios y otros servicios.

Y una espera que vuelve a sacar a relucir la necesidad de una zona de emergencias en el casco urbano, junto a un servicio de Urgencias y de bomberos, del que carece la ciudad.

 
 
 
Más información, edición impresa sábado 22 de septiembre de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).