Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado día 23 a un hombre de 33 años de edad como presunto responsable de un delito contra la intimidad y la propia imagen después de que grabara con su móvil a un ciudadano en los baños de un centro comercial de la localidad. 

 

La investigación se inició el día 19, a raíz de la denuncia interpuesta ante la Policía Nacional por un hombre por un delito contra su intimidad. El denunciante narraba cómo, el día anterior, cuando estaba utilizando una de las cabinas de los baños de una superficie comercial, se percató de que estaba siendo grabado por el usuario del servicio contiguo, para ello, el individuo había introducido un teléfono móvil a través de la apertura que separaba ambos habitáculos.

Con los datos aportados por el denunciante, se realizaron las gestiones oportunas para el total esclarecimiento de los hechos. Las pesquisas  permitieron a los investigadores identificar a la persona que supuestamente estaba detrás de la grabación, un hombre de 33 años de edad, vecino de la provincia de Córdoba que fue localizado y arrestado, cuatro días más tarde, a la salida de los baños en las mismas instalaciones. Los investigadores le intervinieron el teléfono móvil, un ordenador portátil y un disco duro. 

En el trascurso de la investigación, los agentes averiguaron que el investigado se desplazaba prácticamente a diario desde su lugar de residencia hasta el centro comercial, y una vez en las instalaciones, se dirigía a los baños. Más información, edición impresa sábado 4 de agosto de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).