La nueva configuración de la plaza de San Bartolomé supondrá la peatonalización de una parte, eliminación de algunos aparcamientos y la instalación de contenedores soterrados. El sentido de la calle Cambrón de San Bartolomé cambiará de sentido, los coches entrarán a la plaza, en lugar de salir, como hasta ahora.

“Muchas veces pensamos que las plazas de Antequera son plazas de aparcamiento o simplemente rotondas”, destaca el alcalde, Manuel Barón. También añade: “Los comercios quedan ocultos, apenas hay actividad comercial”. Comenzarán a mediados de septiembre y durarán seis meses. Contarán con un presupuesto de 270.000 euros, sin incluir el coste de los contenedores. Más información, edición impresa sábado 19 de mayo de 2018 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie(suscripción).