Los vehículos vuelven a pasar por el tramo en obras entre San Agustín y San Sebastián de Antequera, tras seis semanas desde que se cortara el lunes 25 de septiembre, llegando a la última fase de ejecución que se prevé para Navidad.
Así, a las 10,30 horas, se quitaron las últimas vallas y los coches comenzaron a pasar desde San Agustín a San Sebastián, con la novedad que la calle Nueva cambia de sentido y se vuelven a reseñalizar los de Medidores y Tintes.

Quienes vuelvan a pasar por esa zona, deben atender las nuevas señales de tráfico, ya que se ha suprimido el carril que iba sentido desde San Sebastián hasta San Agustín, por lo que los que bajen por Zapateros solo pueden bajar por Encarnación y ya no pueden entrar por la calle Infante don Fernando, teniendo la alternativa de pasar por Tintes y Medidores para entrar por Lucena y girar en la Estrella dirección a la vía principal de la ciudad.
 
Se mantienen los dos carriles desde San Agustín hasta pasado el monumento cofrade, para los que vienen de calle Infante don Fernando y para los vehículos que procedan de calle Lucena o calle del Rey, donde se ha suprimido el semáforo.
 
 
 
 
 
 
 
 
    
 
 
 
Cambios de sentido de calles adyacentes
Tintes vuelve a estar con sentido desde Encarnación hasta Rey, Medidores o Maderuelos. Desde San Sebastián sí se permitirá el paso hacia Cuesta de la Paz, Cuesta de Zapateros o calle Encarnación.
 
La calle Nueva cambia de sentido definitivamente, teniendo ahora dirección Peñuelas-San Sebastián, estableciéndose otro cambio de sentido, como consecuencia de ello, en la calle Pasillas, que desde hoy tiene sentido en dirección Peñuelas desde la esquina con Rastro-Caldereros.
 
De esta forma, puede darse la vuelta también desde Plaza de San Sebastián a través de Zapateros, pasando por Viento, Pasillas y Nueva.
 
De momento, no se ha abierto el acceso a calle Infante desde Camberos, que se prevé en unos días, así como se tendrá que cortar en breve para mejorar los registros pluviales. 
 
Por otra parte, el tren turístico ha vuelto a funcionar por el remozado recorrido y la Policía Local vigila los cruces de calles más problemáticas por los cambios de sentido y la provisionalidad de las mismas en las obras. 
 
Más información, edición impresa sábado 11 de noviembre de 2017 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).