Con Amadou-Mahtar M´Bow, entonces director general de la UNESCO entre 1974 y 1987, empezó el sueño de ser lo que ya se era desde hace más de 5.000 años: Patrimonio Mundial. Pero había que materializarlo, y tras varios intentos, desde el 2010 se intensifica la carrera y en una semana puede ser ya una realidad.
Hablamos con su “alma”, Bartolomé Ruiz, con el representante de la Junta de Andalucía, José Luis Ruiz Espejo; con el alcalde de Antequera Manuel Barón; con nuestro director Ángel Guerrero, así como con Juan Rosas y Victoria Pérez, quienes han tenido la responsabilidad y actuación de poder desarrollar la candidatura.
 
 

La piedra angular de la candidatura a Patrimonio Mundial es Bartolomé Ruiz González, director del Conjunto Arqueológico de Los Dólmenes que muestra su “deseo que el Comité del Patrimonio Mundial convocado en la ciudad de Estambul le dé el visto bueno al informe favorable del comité del panel de expertos de ICOMOS, que a su vez le dieron el visto bueno, sancionaron las propuestas científicas planteadas en el expediente para su declaración del Sitio de Los Dólmenes de Antequera”. 
 
Se congratula que en el orden del día vaya la declaración de la obra de un arquitecto insigne de primera línea en el siglo XX, como fue Le Corbusier. “Visitó este lugar, este templo funerario de Menga en los años 50 y dejó escrito en el libro del monumento una dedicatoria, la dedicatoria a sus ancestros arquitectónicos, a sus antecedentes como profesional de la arquitectura”.
 
 
 
 
 
 
 
Ruiz Espejo: “Se ha contrastado claramente el valor excepcional” 
Por su parte, el delegado de Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, José Luis Ruiz Espejo muestra también su ilusión en conseguir el sueño tras el trabajo realizado: “Esperamos y deseamos que esta candidatura sea reconocida por parte de la UNESCO, porque en ella se han puesto muchas ilusiones, desde luego, tiene un valor reconocido por la población de Antequera, especialmente, pero también por la población de Málaga y Andalucía y el trabajo que se ha hecho desde la Junta de Andalucía para culminar un expediente muy bien documentado científicamente, con estudios que han contrastado claramente el valor excepcional que tiene este patrimonio es claro y el apoyo ciudadano que ha concitado también”. 
 
 
   
  
 
 
 
El alcalde Manuel Barón: “Afrontar lo que supone, el día más histórico”
Manuel Barón, el que será alcalde del Patrimonio Mundial, antes de partir a Estambul apunta: “Ya queda muy poquito, quedan días, horas diría yo, para partir y afrontar lo que supone, el día más histórico que Antequera va a tener en los últimos tiempos y en casi toda su historia conocida”. 
 
A partir del viernes 15 o el sábado 16, “el que visite Antequera, no podrá decir que tiene un patrimonio brutal ni increíble, sino que va a tener un Patrimonio Mundial. Y eso es muy importante. Todo preparado, todo previsto, con el nerviosismo propio de un viaje importante”.
 
A los antequeranos les dice: “Que estén muy atentos el viernes 15 de julio por la tarde, o al sábado por la mañana, que tengan en cuenta que hay dos horas más y sigan en directo el hecho histórico”.
 
 
  
  
 
 

Ángel Guerrero: “Vi cómo lloraba cuando contemplaba el túmulo del Romeral”
Ángel Guerrero, director de El Sol de Antequera, recuerda cómo fue testigo del inicio de esta carrera a Patrimonio Mundial cuando “vinieron la primera vez, Bartolomé Ruiz que junto a José María González, primero, y luego Pedro de Rojas, viendo el tema con el motivo de la visita del director general de la UNESCO Amadou-Mahtar M’Bow. Un hombre maravilloso que lamentablemente está enfermo y no puede desplazarse a Antequera estos días, y vi cómo lloraba cuando contemplaba el túmulo del Romeral. Yo le pregunté por qué lloraba, me dijo algo que no olvidaré nunca. En la Cueva Menga, el hombre buscaba la utilidad de encontrar un sepulcro,  en El Dolmen del Romeral, el hombre buscaba la belleza con esa falsa cúpula, considerada para muchos como el patrimonio más importante de la antigüedad”. 
 
Años después, destaca la figura de Bartolomé Ruiz: “Hay que reconocer, y es hora de que se vaya materializando ese reconocimiento como se lo merece, que desde la llegada de Bartolomé Ruiz, contando con los apoyos del Ayuntamiento,  de la Junta, del Ministerio, de la Diputación, de todo el mundo, esto ha cambiado. Porque simplemente Bartolomé Ruiz es una autoridad reconocida en todo el mundo que ha sido capaz de traer, están en los periódico de todas nuestras semanas, a las más grandes personalidades a las que sí se ha hecho caso, precisamente, por su importancia y su valía. Eso es lo que esperamos de UNESCO, que reconozca lo que todos esos célebres arqueólogos, estudiosos, historiadores, han venido diciendo una y otra vez, así que esperemos que por una vez, se haga justicia con Antequera”. 
 
 
 
  
 
 
 
Juan Rosas: “Mi deseo es que estas voces se escuchen en Estambul”
El teniente de alcalde de Patrimonio Mundial, Juan Rosas, recuerda el trabajo intenso del último año: “He podido coordinar todas las acciones que desde el Ayuntamiento se han hecho para apoyar a la candidatura de Sitio de Los Dólmenes. Además, he tenido la suerte de poder darle voz a todos los ciudadanos de Antequera para que su apoyo al Sitio de Los Dólmenes a Patrimonio Mundial sea escuchado. Mi deseo es que estas voces se escuchen en Estambul y podamos volver diciendo que el Sitio de Los Dólmenes de Antequera es por fin Patrimonio de la Humanidad”.
 
 
  
    
 
 

Victoria Pérez Nebreda: “Por fin seamos Patrimonio Mundial”
Por último, una de las trabajadoras de Los Dólmenes, Victoria Pérez Nebreda, traslada “junto al resto de mis compañeros, todo el equipo que componemos este conjunto arqueológico, nuestro más profundo deseo de que por fin, Menga, Viera, El Romeral, La Peña y El Torcal seamos declarados Patrimonio Mundial”.
 
 
 
  
 
Éstas son las declaraciones de intenciones ilusionantes de los pilares de este camino a Estambul. Más información, edición impresa sábado 9 de julio de 2016 (pinche aquí y conozca dónde puede adquirir el ejemplar) o suscríbase y recíbalo en casa o en su ordenador, antes que nadie (suscripción).